Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos trabajadores cortan unas piezas de acero en la fábrica ferroviaria de Hanói el 10 de mayo de 2017

(afp_tickers)

La fábrica ferroviaria narra el Vietnam de los últimos cien años. La construyeron los franceses durante la colonización, sirvió para fabricar armas en la guerra y resistió a los bombardeos estadounidenses, pero ahora está moribunda.

Esta antigua joya nacional desfallece por el creciente desamor de los habitantes por los ferrocarriles, como ocurre en otros países del sudeste asiático.

Hoy, los inmensos hangares están llenos de viejos vagones oxidados dejados al abandono y de piezas de todo tipo cubiertas de polvo.

"En el pasado, me sentía orgulloso de trabajar aquí. Era la época de la economía subvencionada en Vietnam y esta fábrica era la más importante de Indochina", recuerda Au Duy Hien.

"En 1986 era muy moderno si lo comparábamos con otros sectores en Vietnam", añade durante una pausa en esta planta, en la que sólo queda un puñado de trabajadores, sobre todo los encargados de las reparaciones.

Se construyó en 1905 y fue la primera fábrica de trenes de Indochina (integrada por Vietnam, Camboya y Laos) en ensamblar motores y vagones.

En los años 1940, los vietnamitas la dedicaron a la fabricación de armas: bazucas y granadas para los revolucionarios que combatían a los franceses, quienes se fueron del país en 1954. Más tarde fue bombardeada por los aviones estadounidenses.

Después de la guerra, la fábrica retomó la fabricación de trenes y vivió un periodo fasto en los años 1990 que se fue apagando hasta reducir la producción en un 90%.

Sólo mantiene la zona de reparación de trenes para una red ferroviaria vietnamita en decadencia.

En los últimos años, el avión sustituyó al tren con la aparición de compañías aéreas de bajo coste que seducen a la creciente clase media.

Entre 2010 y 2015, el número de viajeros se duplicó en los aeropuertos, hasta alcanzar 31 millones por año, según las estadísticas oficiales, mientras que el de los trenes quedó estancado en 11 millones.

Al contrario que en países asiáticos más desarrollados como China o Japón, Vietnam no tiene tren de alta velocidad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP