Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Agentes de la policía estadounidense detienen a un manifestante durante una protesta en Elizabeth (Nueva Jersey), el 23 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Casi dos tercios de los electores estadounidenses consideran que el odio y la discriminación aumentaron desde que Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos, según una encuesta de opinión publicada este jueves.

De acuerdo con la Universidad de Quinnipiac, 63% de los encuestados dijeron que que el odio y la discriminación se intensificaron desde noviembre de 2016, cuando el republicano ganó la elección presidencial, en tanto que un 32% consideró que la situación no había cambiado. Apenas un 2% opinó que había notado una reducción de estas actitudes.

La encuesta señaló también que 77% de los electores califican la discriminación de las minorías en Estados Unidos como un problema "grave" o "muy grave".

Para el 70% de los entrevistados, el antisemitismo es un problema "grave" o "muy grave", frente al 49% que lo veía así en un sondeo de febrero.

La encuesta de Quinnipiac señala que los votantes estadounidenses estaban divididos respecto a la respuesta que dio Donald Trump a las amenazas y actos de vandalismo en cementerios judíos: un 37% la aprobaba y un 38% estaba en desacuerdo.

Trump demoró unos días en reaccionar a un ataque en el que resultaron dañadas más de 100 lápidas de un cementerio judío de Misuri. A finales de febrero describió las amenazas antisemitas como "horribles" y "dolorosas".

La Liga Anti-difamatoria, un grupo de derechos civiles que lucha contra el antisemitismo, registró 140 amenazas de bomba contra instituciones judías en todo el país desde el 1 de enero.

Por el momento se ha detenido a un hombre por su conexión con ocho de esas amenazas, dijo la organización a inicios de semana.

"A los estadounidenses les preocupa que se estén despertando actitudes de discriminación y antisemitismo", dijo Tim Malloy, director adjunto de la Quinnipiac University Poll.

La encuesta se realizó entre 1.323 votantes de todo el mundo entre el 2 y el 6 de marzo.

AFP