En la ciudad vasca de Elgóibar, Pello Rodríguez contempla una imponente máquina en su fábrica. Toda una especialidad en esta región con un fuerte tejido industrial, que quiere seguir siendo motriz pese al cambio de ciclo económico que se avecina en España.

Rodríguez es el director general de Danobatgroup, fabricante líder en España de máquinas herramienta, unos complejos aparatos que sirven para producir en cadena piezas de precisión para otros sectores industriales.

Con clientes en China, Estados Unidos o Alemania, unos 1.300 empleados y 261 millones de euros de facturación anual, esta filial del conglomerado cooperativo Mondragón es una de las firmas punteras de la industria vasca.

Y así quiere seguir siéndolo, pese a que los números apuntan a una desaceleración económica en España: si entre 2015 y 2017 el aumento del PIB fue igual o superior al 3%, la previsión del gobierno para este año es del 2,2%.

Dentro de este panorama, la industria envía señales equívocas -cayó un 6,2% en diciembre, repuntó en enero, volvió a caer en febrero-, y el desempleo -un 14,45% de la población activa- sigue siendo la preocupación número uno para los españoles, que el 28 de abril votarán en las legislativas.

Una situación menos acuciante en el País Vasco, que con un 9,58% presume de la tasa de paro más baja de entre las 17 regiones de España.

En ello tiene mucho que ver la industria, que aquí pesa casi un 25% del PIB regional, frente a un 14% en el conjunto de España. Y es que el País Vasco cuenta con empresas punteras en autopartes, siderurgia o energías renovables -es la sede de Iberdrola y Gamesa-, todas muy orientadas hacia el exterior.

- Mirando al extranjero -

Elgóibar, una ciudad de 11.600 habitantes enclavada en un valle, es un condensado de esa economía, dinámica gracias a sus fabricantes de máquinas herramienta.

Danobatgroup es la única firma que provee a los fabricantes de lo necesario para elaborar ciertas piezas, y cuenta con clientes en sectores como la industria automotriz, la aeronáutica, la ferroviaria, la petrolera o la energética.

Pello Rodríguez explica que la estrategia consiste en ser lo suficientemente especialistas como para "que no entren competidores", sin limitarse tampoco a un puñado de productos, porque "entonces lo números no dan".

Según dice, poco le preocupa la inestabilidad política en España, que podría continuar después de las elecciones, y su impacto en la actividad económica, pues "exportamos el 90%" de la producción.

"Nos preocupa más el Brexit, y nos preocupa más si China arranca o no arranca. Nos preocupa el automóvil; qué van a hacer, si van a hacer el coche eléctrico" o no, añade.

El sector español que incluye el segmento de las máquinas herramienta, implantado casi en su totalidad en el País Vasco, tuvo el año pasado una facturación de 1.730 millones de euros. Cerca de tres cuartas partes se destinaron a la exportación, según datos de la asociación sectorial AFM.

"Prácticamente todo lo que se hace aquí es para el extranjero", constata Agustín Anitua, director comercial del grupo Lanbi, que fabrica máquinas de montaje para rótulas de dirección y suspensión de coches, y provee al fabricante francés Renault.

- Ecosistema empresarial -

Gracias a un ecosistema empresarial bien diversificado, Lanbi subcontrata parte de su actividad entre los proveedores locales de componentes y herramientas.

"El 90% de nuestros proveedores los tenemos aquí, en el valle. Traemos mucho dinero del extranjero y lo invertimos aquí", se felicita Agustín Anitua.

El directivo explica que las ventas se han duplicado en cinco años, gracias a una especialización de su producción y una robotización cada vez mayor.

No obstante, observa "una desaceleración" entre sus clientes, en línea con la ralentización de la economía mundial.

El agrupamiento de empresas de un mismo sector en 'clusters', muy habitual en el País Vasco, le permite a esta compañía testar sus máquinas en un cercano centro tecnológico, cosa que de otra forma no podría permitirse esta mediana empresa de 60 empleados.

Un instituto universitario especializado en máquinas herramienta en Elgóibar se encarga además de instruir a los empleados en prácticas punteras, como por ejemplo el recabamiento y análisis de datos.

"Por mucha tecnología que desarrollemos, o hay personas formadas que sean capaces de utilizar esa tecnología o vamos a tener problemas", resume el director del instituto, Ixaka Egurbide.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes