Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El papa copto Teodoro II en una misa en El Cairo para honrar la memoria de los cristianos asesinados por militantes del grupo yihadista Estado Islámico en Libia, el 17 de febrero de 2015

(afp_tickers)

El papa copto ortodoxo Teodoro II partió este jueves de Egipto rumbo a Jerusalén para asistir al funeral del arzobispo de Jerusalén y Oriente Medio, Abraham, anunció el portavoz de la Iglesia copta en la Ciudad Santa.

El funeral del padre Abraham, fallecido el miércoles, tendrá lugar el sábado, informó en El Cairo a la AFP el portavoz de la Iglesia copta, Bulos Halim.

Aunque Egipto firmó un tratado de paz con Israel en 1979, Shenuda III, fallecido en 2012 después de haber dirigido la Iglesia copta ortodoxa durante 40 años, había prohibido a sus fieles acudir a Jerusalén mientras el conflicto israelo-palestino no se hubiera resuelto.

Es la primera visita desde hace décadas. "El papa Shenuda III y su predecesor Cirilo VI", al frente de la institución de 1959 a 1971, nunca fueron a Jerusalén, afirmó a la AFP el portavoz Bulos Halim.

El papa copto Teodoro II "irá a Jerusalén para el funeral y nada más", recalcó el portavoz. "La posición de la iglesia sigue siendo la misma", dijo.

Pese a la prohibición, decenas de peregrinos coptos viajan cada año a Jerusalén, sobre todo con motivo de la Pascua ortodoxa.

El padre Abraham nació el 30 de junio de 1943 en la provincia de Sohag, en el sur de Egipto. Se ordenó monje en 1984 y sacerdote en 1990; dos años después se puso a la cabeza de la Iglesia copta en tierra santa. "En su testamento pidió ser enterrado" en la Ciudad Santa, informó el portavoz en El Cairo.

Los coptos ortodoxos representan entre el 6 y el 10% de la población egipcia y constituyen la mayor comunidad cristiana de Oriente Medio.

En Jerusalén, la Iglesia copta cuenta con una pequeña capilla en la basílica del Santo Sepulcro, con el monasterio de San Antonio y con la sede del patriarcado situada en la novena de las 14 estaciones de la vía dolorosa por la que pasó Jesús el día de su crucifixión, según la tradición cristiana.

AFP