Navigation

El papa ordena investigar el despido de un responsable de la Orden de Malta

El papa Francisco hace la señal de la cruz al lado de Robert Matthew Festing, el gran maestre de la Orden de Malta, durante una audiencia privada en el Vaticano, el 23 de junio de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 diciembre 2016 - 06:13
(AFP)

El papa Francisco ordenó una investigación en la Orden de Malta sobre los motivos del despido de uno de sus responsables que, según algunos diarios, distribuyó preservativos a enfermos de sida.

En un breve comunicado publicado el jueves, el papa ordenó la constitución de una comisión de cinco miembros encargados de aclarar lo sucedido e informarle de ello cuanto antes.

Oficialmente, el alemán Albrecht von Boeselager, gran canciller de la Orden de Malta desde 2014 -el equivalente al ministro del Interior y de Exteriores-, fue destituido por "problemas graves".

Según varios medios de comunicación, entre ellos el semanario británico católico The Tablet, el canciller distribuyó preservativos a enfermos de sida en África cuando era ministro de Salud y de Cooperación Internacional de la Orden de Malta.

El 6 de diciembre, el gran maestre de la Orden, Fra' Matthew Festing, convocó a Von Boeselager, a quien reprochó "una situación extremadamente grave e insostenible", informa el diario francés La Croix.

En presencia del cardenal estadounidense Raymond Burke, representante del papa al frente de la Orden, el gran maestre ordenó a Von Boeselager que dimitiera.

Una de las incógnitas es si el cardenal ultraconservador Burke, designado en ese puesto honorífico tras haber sido apartado de la Curia, sancionó la posición de Albrecht von Boeselager.

Este cardenal desafía al papa sobre su texto relativo a la familia y a la comunión para los divorciados que se vuelvan a casar.

Von Boeselager explicó a unos amigos que lo destituyeron por ser un "católico liberal", informa La Croix, que afirma que su despido provocó un enfrentamiento entre la rama británica y alemana de la Orden.

El papa Francisco reiteró recientemente su llamamiento a un "comportamiento responsable" para luchar contra el sida, sin precisar si eso englobaba el uso de preservativos, un tema todavía relativamente tabú en la Iglesia.

La Orden de Malta, cuyos orígenes se remontan a las cruzadas, se fundó en Jerusalén en 1048 como una comunidad de hospitales que atendían a enfermos y en 1113 se convirtió en una orden religiosa reconocida por el papa.

Actualmente está activa en 120 países, en los que gestiona hospitales y dispensarios. Cuenta con 13.500 miembros, 80.000 cooperantes permanentes y 25.000 médicos y enfermeras.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.