El Parlamento regional catalán, dominado por los independentistas, desafió nuevamente a la justicia española mientras continúan las protestas en esta región contra la condena carcelaria de a nueve dirigentes del movimiento.

Estas movilizaciones centraron la campaña de las elecciones legislativas del pasado domingo en España, que mantuvieron en cabeza al jefe de gobierno saliente Pedro Sánchez (PSOE) y dejaron a la ultraderecha de Vox como tercera fuerza.

Mayoritarios en la cámara regional desde finales de 2015, los independentistas aprobaron este martes un texto simbólico a favor de la autodeterminación que había sido suspendido poco antes por el Tribunal Constitucional.

Aunque no tiene apoyos jurídicos, la moción puede conllevar consecuencias penales para el presidente de la cámara, el separatista Roger Torrent, a quien el alto tribunal ha advertido recientemente en varias ocasiones que no permita iniciativas dirigidas a la secesión.

El texto en cuestión, apoyado en bloque por los tres partidos separatistas de la cámara, expresaba la "voluntad de ejercer de forma concreta el derecho a la autodeterminación y de respetar la voluntad del pueblo catalán".

El debate parlamentario se adelantó varias horas para anticiparse a una reunión del Tribunal Constitucional que pretendía estudiar la suspensión del texto a requerimiento del gobierno español.

- Oídos sordos -

Los magistrados suspendieron la moción minutos antes de la votación pero ésta siguió adelante.

Desde finales de 2015, cuando los separatistas se hicieron con la mayoría absoluta en el Parlamento regional y lanzaron un proceso de secesión, el Tribunal Constitucional ha suspendido todas las iniciativas dirigidas a avanzar hacia la independencia.

Alegando tener derecho a debatir sobre cualquier tema en la cámara, los partidos independentistas hicieron oídos sordos a sus advertencias hasta impulsar en octubre de 2017 un referéndum de autodeterminación y proclamar una república fallida.

El 14 de octubre, el Tribunal Supremo español condenó a penas de entre 9 y 13 años de cárcel a nueve dirigentes separatistas por ese intento de secesión, entre ellos la antigua presidenta del Parlamento regional Carme Forcadell (11 años y medio).

Esta sentencia provocó una ola de protestas en la región, algunas con fuertes enfrentamientos con la policía que dejaron un balance de más de 600 heridos.

En este marco, la plataforma Tsunami Democrático convocó el lunes para cortar la autopista que conecta Barcelona con Montpellier (Francia), adonde acudieron cientos de manifestantes para acampar durante tres días.

Sin embargo, el martes a primera hora, la policía española y francesa desalojaron la zona en una actuación con 18 detenidos en la que los gendarmes emplearon escudos, porras y gases lacrimógenos.

Después de años de masivas manifestaciones en días puntuales, el independentismo opta ahora por una estrategia de "movilización constante", con acciones menos multitudinarias centradas en objetivos concretos con la esperanza de forzar una negociación con Madrid sobre un referéndum de autodeterminación.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes