Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tráfico en Teherán el 3 de enero de 2018, jornada de manifestaciones en varias ciudades del país en una demostración de fuerza del Gobierno tras varios días de protestas contra el régimen

(afp_tickers)

El Parlamento iraní se reunió este domingo a puertas cerradas en una sesión especialmente dedicada a las recientes manifestaciones de protesta en el país, en momentos en que son organizadas nuevas movilizaciones de apoyo al régimen en varias ciudades.

Los diputados tuvieron una audiencia en particular con los ministros del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, de Información, Mahmud Alavi, y con el secretario del Consejo Supremo de la Seguridad Nacional (CSSN), Ali Shamjani, respecto a las manifestaciones plagadas de violencia en varias ciudades del país, en protesta contra el costo de vida y el poder, indicó el sitio oficial del Majles (cámara baja).

Un total de 21 personas murieron y centenares fueron detenidas en todo el país, al menos 450 de ellas en Teherán. Las protestas incluyeron ataques a edificios del gobierno y comisarías de policía.

Los Guardianes de la Revolución, ejército de élite de la República islámica, habían anunciado el miércoles el "fin de la sedición".

"Los responsables a cargo de la seguridad afirmaron que la mayoría de las personas detenidas fueron liberadas", declaró Gholamreza Heydari, un diputado reformista de Teherán, citado en el sitio oficial del Parlamento. En cambio, según el portavoz de policía, "los principales responsables de los disturbios se encuentran presos y en manos de la justicia".

Citado en el mismo sitio, otro diputado, Mohamad Reza Kashuie, indicó que "la mayoría de de la gente arrestada no tiene diplomas universitarios y son periodistas".

"La reunión del Parlamento trató principalmente sobre las condiciones de vida de la gente, la situación económica y el desempleo", declaró este diputado conservador. En su opinión, "el enemigo intenta infiltrarse en el país y las cuestiones económicas jugaron un rol importante en las protestas".

Funcionarios iraníes acusaron a la CIA estadounidense, Israel y Arabia Saudita de estar detrás de los disturbios que convulsionaron al país por cinco días, como parte de las crecientes tensiones que hay entre Irán y sus vecinos desde que el presidente Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

La cuestión de las restricciones impuestas a Telegram, la red social más popular en Irán, durante los disturbios, también fue abordada.

"Se decidió tomar las medidas necesarias para el levantamiento del filtraje de Telegram, pero esto depende del compromiso de los responsables de esta mensajería, puesto que las acciones de los enemigos de la República islámica fueron realizadas a través de Telegram", declaró Behruz Nemati, portavoz de la presidencia del Parlamento, tras el fin de la reunión.

El bloqueo a la red para compartir fotografías Instagram había sido levantado el sábado, pero Telegram, que contaría con unos 25 millones de ususarios diarios, continúa sufriendo restricciones: el acceso a la misma es imposible desde un teléfono móvil, salvo que se utilice una red privada virtual (VPN).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP