AFP internacional

Manifestantes opositores al gobierno organizan una manifestación contra un controvertido proyecto antiterrorista cerca del parlamento, en Tokio, el 23 de mayo de 2017.

(afp_tickers)

El parlamento japonés adoptó el jueves una ley contra la preparación en banda organizada de atentados u otros actos criminales, una medida que ha generado numerosas protestas ciudadanas y de expertos, preocupados por las libertades individuales.

El senado aprobó el texto a primera hora de la mañana, tres semanas después de que lo hiciera la cámara baja.

El gobierno justifica la nueva ley por cuestiones de seguridad, cuando se acercan a grandes pasos los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

Este texto permitirá la detención de una persona o un grupo de personas por participar en la preparación o la realización de acciones terroristas o criminales.

Pero organizaciones de defensa de los derechos, grupos de abogados y numerosos universitarios estiman que su objetivo puede ser desviado para autorizar escuchas a ciudadanos inocentes o limitar las libertades, garantizadas en la Constitución.

Miles de japoneses salieron a la calle en estas últimas semanas para denunciar este proyecto de ley, revisado en varias ocasiones por haber sido rechazado.

Varios medios nipones compararon el texto con la "ley de preservación de la seguridad pública", en vigor durante la Segunda Guerra Mundial, en virtud de la cual los ciudadanos podían ser detenidos por delitos políticos, la reivindicación de los derechos sociales o su oposición a la guerra.

AFP

 AFP internacional