Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Alexander Gauland, exmiembro del partido de Merkel, también indignó a la opinión pública el año pasado al criticar a un jugador negro y otro de origen turco de la selección alemana de fútbol

(afp_tickers)

Alemania se indignaba este viernes después de que el vicepresidente del partido nacionalista alemán AfD, Alexander Gauland, afirmara en un vídeo difundido el jueves que su país debería estar orgulloso de los actos del ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

"Si los franceses tienen derecho a estar orgullosos de su emperador [Napoleón] y los británicos de [el almirante Horatio] Nelson y de [el primer ministro Winston] Churchill, entonces tenemos derecho a estar orgullosos de la actuación de los soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial", dijo Gauland el pasado 2 de septiembre durante un mitin de su formación, el partido antiinmigración Alternativa para Alemania, cuyas imágenes se publicaron el jueves por la noche.

Gauland forma parte del dúo que dirige la campaña de las elecciones legislativas del próximo 24 de septiembre.

Sus palabras provocaron un escándalo en Alemania, donde desde el final de la Segunda Guerra Mundial todos los gobiernos han promovido una política de arrepentimiento respecto a los crímenes del Tercer Reich.

El líder de los diputados socialdemócratas, Thomas Oppermann, calificó a Gauland de "militarista de ultraderecha". "No puedo imaginar cómo se puede estar orgulloso, aunque sea parcialmente, de millones de muertos, de crímenes de guerra salvajes y de la destrucción de toda Europa", dijo en un comunicado.

Por su parte, Volker Beck, una figura de los Verdes, declaró que los "únicos" soldados de los "que se puede estar orgullosos son los pocos soldados resistentes y los desertores".

Gauland, que acostumbra a hacer declaraciones polémicas, ya había causado mucho revuelo a finales de agosto cuando llamó a "deshacerse" en Anatolia de una responsable gubernamental de origen turco.

Este exmiembro del partido democristiano de la canciller, Angela Merkel, también indignó a la opinión pública el año pasado al criticar a un jugador negro y otro de origen turco de la selección alemana de fútbol.

En las dos últimas semanas, la AfD subió en los sondeos previos a las legislativas, que le atribuyen entre el 10 y el 12% de los votos, después de perder terreno desde principios de 2017.

Ese partido, que defiende un programa contrario a los migrantes, al islam y al euro, pide con frecuencia que Alemania deje de arrepentirse de su pasado nazi.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP