Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer deposita su voto durante una elección abierta sobre el liderazgo del Partido Demócrata italiano, el 30 de abril de 2017 en la Piazza de Popolo de Roma

(afp_tickers)

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi es el favorito para volver a asumir el liderazgo del Partido Demócrata (PD, centro-izquierda), en el poder en Italia, tras unas elecciones primarias abiertas celebradas el domingo y en las que la participación fue mayor a la esperada.

Los resultados serán anunciados durante la noche.

A las 17H00 (15H00 GMT) casi 1,5 millones de personas habían votado, según los organizadores, una cifra menor que en las elecciones anteriores, pero que superó holgadamente las expectativas.

Renzi había fijado un millón de votantes como objetivo para el éxito de la elección.

Los cerca de 10.000 colegios electorales, instalados en centros culturales, bares o en la calle, cerraron a las 20H00 (18h00 GMT).

Renzi se enfrenta a dos candidatos considerados como más de izquierda que él: Andrea Orlando, actual ministro de Justicia, y Michele Emiliano, gobernador de la región de Apulia, en el sur.

En una primera fase interna de la elección, el exjefe de gobierno había sumado 66,7% de los votos de los adherentes, contra 25,3% para Orlando y 8% para Emiliano.

"Es un festival de democracia", dijo Renzi ante la prensa tras votar. "Espero que los otros también lo hagan", lanzó en una solapada crítica, en particular al Movimiento 5 Estrellas (M5S), con el que el PD está a la par en los sondeos y que organiza sus primarias por internet.

Renzi, de 42 años, dimitió en diciembre tras perder un referéndum constitucional clave en su país.

Enfrentado a las protestas del ala izquierda de su partido, decidió a mediados de febrero renunciar como líder de la formación, dejando siempre la puerta abierta para volver con más legitimidad en una nueva votación.

- La "coronación" de Renzi -

"Pase lo que pase, un gigantesco gracias", escribió en Facebook al cierre de la votación en un largo texto en el que evoca los cinco meses "de lecturas, de poesías, de reflexiones y de tanta música" desde su renuncia al frente del gobierno.

Cuando llegó a la cabeza del partido, en diciembre de 2013, Renzi obtuvo cerca del 68% de los votos de más de 2,8 millones de electores.

"Más que una competición, estamos frente a una legitimación, a una especie de coronación de Renzi como líder del PD. Podemos esperar que Renzi obtenga un gran éxito, pero con una participación baja. La gente de izquierda no parece estar movilizada", explica Lorenzo de Sio, un profesor de sociología política de la universidad Luiss de Roma.

Todos los italianos de más de 16 años podían votar, igual que de los ciudadanos de países de la Unión Europea que residen en Italia y también los extranjeros con permiso de residencia, con la única condición de pagar una contribución de dos euros.

El vencedor conducirá al PD a las próximas elecciones legislativas, previstas en la primavera de 2018, salvo si los parlamentarios acuerdan antes una reforma electoral para celebrar elecciones anticipadas.

Renzi apunta a que se celebren a finales de este año.

Al contrario que sus contrincantes, Renzi no descarta gobernar en coalición con el centro-derecha de Silvio Berlusconi si el sistema proporcional lo exige en las próximas legislativas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP