Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante una reunión del comité federal del partido, el 27 de junio de 2016 en Madrid

(afp_tickers)

El Partido Socialista (PSOE), la segunda fuerza electoral en España, anunció este sábado que no apoyará al presidente del gobierno saliente, el conservador Mariano Rajoy, que tras las elecciones busca socios para ser investido.

El presidente del gobierno "no podrá contar con nuestros votos para ser investido presidente. No a la gran coalición, no a apoyar un gobierno del PP desde fuera y no a la investidura de Mariano Rajoy", dijo el líder de los socialistas Pedro Sánchez, en una reunión del comité federal de su partido.

Desde las legislativas del 20 de diciembre, que dieron como resultado un parlamento fragmentado en cuatro fuerzas políticas mayoritarias, los partidos españoles no han logrado fraguar un pacto para formar un nuevo ejecutivo.

Rajoy se ha mantenido al frente de un gobierno en funciones, limitado a gestionar solamente el día a día del país, pero incapacitado para llevar a cabo cualquier reforma.

Tras la convocatoria de unas segundas elecciones el 26 de junio, el Partido Popular de Rajoy salió reforzado ganando 14 escaños adicionales, sumando en total 137 diputados, pero situándose lejos de la mayoría absoluta para poder gobernar en solitario.

El PSOE se posicionó en segundo lugar con 85 diputados y el pacto de izquierda Unidos Podemos obtuvo 71 escaños.

En el parlamento español, que suma 350 diputados, la mayoría absoluta está situada en 176 escaños.

En el escenario actual, una de las posibilidades del PP para ser investido sería sumar los apoyos de la formación Ciudadanos (32 escaños), el Partido Nacionalista Vasco (PNV) con cinco y Coalición Canaria con uno.

Si el PP logra congregar todos estos apoyos quedaría a un escaño de la mayoría absoluta y le bastaría una abstención para ser investido.

Según medios locales, un diputado de la formación Nueva Canarias, elegido en una lista socialista, podría abstenerse.

El expresidente del gobierno Felipe González urgió a su partido, el PSOE, a negociar con Rajoy, pero esta opción parece dividir a los socialistas.

El diario El País informó el viernes citando a fuentes gubernamentales que Rajoy estaba intentando conseguir una investidura rápida.

Esta sesión sería convocada a finales de julio, mientras corre el plazo de dos meses para encontrar un acuerdo, pasados los cuales deberán convocarse nuevas elecciones, las terceras en menos de un año.

"Repetir elecciones es un disparate", dijo Mariano Rajoy en Varsovia, donde participa en una cumbre de la OTAN. "Si todos pensamos que es mala la repetición de elecciones, como creo que pensamos todos, debemos actuar con la mayor responsabilidad posible", dijo el jefe de gobierno saliente, reiterando su llamamiento a formar un gobierno "rápidamente".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP