Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un puesto fronterizo en Zerdiznkiy, en la frontera polaca con Lituania, el 3 de julio de 2016

(afp_tickers)

El llamado paso de Suwalki, un territorio de 65 kilómetros en la frontera entre Polonia y Lituania, situado entre el enclave ruso de Kaliningrado y Bielorrusia, se ha convertido en un dolor de cabeza para la OTAN a pesar de sus paisajes idílicos.

En términos militares, el 'Suwalki Gap', un territorio con lagos, bosques y pequeños pueblos con muy poco habitantes, es un punto débil: si las fuerzas rusas ocuparan esta zona dejarían a los países bálticos aislados de Europa occidental.

El temor de una invasión rusa de los países bálticos nació tras la anexión en 2014 de la península ucraniana de Crimea, que deterioró las relaciones entre occidente y Rusia.

Desde entonces las maniobras de defensa más importantes de la OTAN se han concentrado en esta región. Al mismo tiempo los especialistas advierten que los rusos están llevando a cabo en Kaliningrado y en Bielorrusia maniobras "sofisticadas" e "intimidantes".

"Rusia podría invadir los países bálticos más rápido de lo que nosotros podríamos defenderlos", admitió el general Ben Hodges, comandante de las fuerzas terrestres estadounidenses en Europa en declaraciones al semanario alemán Die Zeit.

Según un informe del 'think tank' Rand Corporation, "las fuerzas rusas sólo necesitan un máximo de 60 horas para llegar a Talin y Riga".

"Es razonable pensar que en un conflicto con la OTAN implicando los países bálticos Rusia tendría como objetivo el estrecho paso de Suwalki", según el profesor John R.Deni, del Instituto de Estudios Estratégicos del US Army War College.

En este caso, según el experto, Rusia cerraría el paso con una operación terrestre desde Kalinigrado o Bielorrusia o bien destruyendo carreteras y vías de tren con ataques aéreos o artillería.

Los dirigentes de los países miembros de la OTAN, que se reúnen el 8 y el 9 de julio en Varsovia, quieren reducir este riesgo.

Por el momento hay prevista la creación de cuatro batallones multinacionales, cada uno de entre 600 y 800 soldados, que se desplegarán por rotación en los países bálticos y en Polonia.

"Las fuerzas polacas están bien preparadas para defender el paso de Suwalki pero teniendo en cuenta la movilización rusa no son suficientes. Por eso son necesarias las tropas de la OTAN", dijo hace unos días el ministro de Defensa polaco, Antoni Macierewicz.

Según medios locales, el Reino Unido se encargará del batallón en Estonia, Canadá de Letonia, Alemania de Lituania y Estados Unidos de Polonia.

"Muy probablemente [el batallón de Polonia] estará cerca del paso de Suwalki, en un lugar que les permita afianzarlo rápidamente" según Tomasz Szatkowski, el subsecretario de Estado de Defensa.

Por su parte Estados Unidos anunció en marzo el despliegue de una nuevo brigada de vehículos blindados de unos 4.200 hombres en Europa oriental a principios de 2017.

En 1997 la OTAN había decidido no instalar bases permanentes en los países del antiguo Pacto de Varsovia y esta regla se ha mantenido a pesar del conflicto en Ucrania.

Rusia se opone a lo que considera el expansionismo occidental en países que tradicionalmente estuvieron bajo su influencia y ha aumentado su presencia militar en el mar Báltico. Además su aviación viola con frecuencia el espacio aéreo de los aliados de la OTAN, como Estonia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP