Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, en la reunión anual de la Asociación del Ejército de EEUU, el 14 de octubre de 2015 en Washington

(afp_tickers)

El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, prevé nuevos ataques contra el grupo Estado Islámico (EI) en Irak, como el realizado el jueves para liberar a rehenes con tropas iraquíes y estadounidenses.

"Espero que hagamos más de este tipo de ataques", dijo Carter en una rueda de prensa el viernes, en la que subrayó que la operación del jueves permitió "salvar la vida" a 70 rehenes del EI y obtener "información de inteligencia preciosa".

Durante el asalto del jueves, murió un soldado estadounidense, el primero que fallece en operaciones en tierra en Irak desde que Washington inició la ofensiva contra la organización yihadista EI, en agosto de 2014.

El papel de Estados Unidos en la operación conjunta con las fuerzas kurdas de Irak, durante la cual liberaron a 70 rehenes de una prisión del EI en el norte del país, fue de asesoramiento y apoyo, y no de participación directa en los combates. Este tipo de operación "no significa" que Estados Unidos retome "una misión de combate" en Irak, sino simplemente "la continuación de nuestra misión de asesoramiento y apoyo" a las fuerzas iraquíes, aseguró Carter. "Cuando tengamos la oportunidad de emprender acciones para hacer avanzar la campaña (contra el EI) con eficacia, la tomaremos", agregó.

Por otra parte, el responsable del Pentágono decidió reunir todas las operaciones contra el EI en Siria e Irak bajo el mando de un único general, contra tres anteriormente. Se trata del general Sean B. MacFarland, quien se dio a conocer fundamentalmente por su participación en el apoyo estadounidense a los grupos sunitas en Irak deseosos de combatir a los yihadistas desde 2007.

AFP