Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las tropas estadounidenses caminan mientras el ejército estadounidense C-47 Chinook vuela sobre el pueblo de Oreij, al sur de Mosul, el 22 de febrero de 2017, donde se ha establecido una base militar temporal para un asalto a la orilla oeste de la ciudad

(afp_tickers)

El Pentágono revisa cómo cuenta el número de tropas estadounidenses en Irak y Siria, dijo el lunes un funcionario, mientras toma distancia de los límites de soldados de la era Obama, que los críticos consideran engañosas.

En la actualidad, el Pentágono estipula "niveles de gestión de la fuerza" que establecen límites de tropas estadounidenses desplegadas en cada país.

El expresidente Barack Obama, que trató de poner fin a la participación de Estados Unidos en los conflictos en Medio Oriente, estableció números relativamente bajos para evitar dar la impresión de que el país se involucraba en nuevas guerras.

En Irak, el nivel de gestión de la fuerza es de 5.262 soldados y en Siria, de 503. Pero esas cifras han perdido relevancia, ya que los comandantes envían cientos de fuerzas "temporales" adicionales a Siria y llenan algunos puestos militares con contratistas.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, quiere ver si el método actual sigue teniendo sentido, dijo el capitán Jeff Davis, portavoz del Pentágono.

"Estamos analizando cómo establecemos los niveles de gestión de la fuerza y ​​cómo contabilizamos dónde está nuestra gente", dijo Davis a los periodistas.

En Siria, el número real de tropas estadounidenses es de probablemente entre 800 y 900, dijo un funcionario de defensa estadounidense, y el Pentágono está sopesando nuevos despliegues.

En Irak, la cifra de 5.262 no incluye ciertos puestos militares, tropas en despliegues temporales y no tiene en cuenta la superposición entre unidades entrantes y salientes.

Para evitar infringir el límite de tropas, los militares en algunos casos han desplegado helicópteros pero han dejado a sus equipos de mantenimiento en casa, atribuyendo ese trabajo a contratistas.

Davis dijo que el Pentágono es consciente de las quejas de que la dependencia excesiva de los contratistas perjudica a la "cohesión de la unidad", el vínculo y la fluidez táctica que surge cuando una unidad entera se despliega en conjunto.

"Ese es uno de los asuntos que queremos examinar de cerca para asegurarnos de que no estamos perjudicando de ninguna manera la eficacia de nuestra misión", dijo Davis.

De acuerdo con datos del Pentágono, en Irak se emplea a 3.592 contratistas, con un total de 45.549 en toda el área de operaciones del Comando Central, incluyendo Afganistán.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que quiere acelerar la derrota del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y pidió al Pentágono que presentara una serie de planes para lograr el objetivo, incluyendo fuerzas estadounidenses adicionales.

"La guerra ha evolucionado (...) hay que tener una visión holística de toda la situación para ver si se necesita hacer cambios", dijo un funcionario del Pentágono.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP