Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los líderes del partido derechista AfD Alexander Gauland y Alice Weidel hacen unas declaraciones al margen de una reunión de su grupo parlamentario el 27 de septiembre de 2017 en Berlín

(afp_tickers)

Son jueces, profesores universitarios o banqueros y se proclaman "patriotas". Pero, detrás de su perfil de notables, los 93 nuevos diputados de Alternativa para Alemania (AfD) vehiculan para muchos una ideología que raya en el revisionismo nazi y la xenofobia.

"Un grupo parlamentario muy derechista", resume el semanario Der Spiegel. El partido antiinmigración provocó el domingo un seísmo en Alemania al convertirse en el primer movimiento de ese tipo que entra en el Parlamento con semejante resultado, cerca del 13% de los votos, desde la Segunda Guerra Mundial.

Y desde entonces, el país estudia las biografías de sus miembros, poco conocidos a nivel nacional, que prometen "una verdadera oposición" a la canciller, Angela Merkel, en el Bundestag.

La formación se fue radicalizando durante la campaña legislativa, provocando el disgusto de algunos de sus miembros, entre ellos, una de sus dirigentes, Frauke Petry, que anunció la renuncia a su escaño, un día después de los comicios.

Señal del camino recorrido por la AfD, hace apenas dos años, Petry era considerada como partidaria de una línea dura que llevó la formación, nacida como un movimiento antieuro, a un partido populista antiinmigración.

- Final del arrepentimiento -

La formación ni siquiera respetó el consenso de los políticos alemanes sobre la necesidad de arrepentirse de los crímenes del Tercer Reich. Un dirigente del partido, Björn Höcke, criticó la construcción de un memorial a las víctimas del Holocausto en el centro de Berlín. Un "memorial de la vergüenza", según él.

Y el líder de la AfD, Alexander Gauland, exmiembro del conservador partido de Merkel (CDU), fue aún más lejos al animar a los alemanes a sentirse orgullosos de la actuación de sus soldados durante la Segunda Guerra Mundial.

Su colega, Jens Maier, juez en Dresde, mostró su simpatía hacia el neonazi Anders Behring Breivik, que mató a 77 personas en 2011 en Noruega. Según él, el asesino actuó "por desesperación" frente al multiculturalismo.

Además de fiscales, juristas y exmiembros de la CDU decepcionados con el giro centrista de Merkel, la AfD cuenta con policías y militares, un experiodista de radio, un expiloto y un exinformador de la Stasi, la policía secreta de la comunista RDA.

- El feudo de la ex-RDA -

Como él, una amplia mayoría de los diputados son hombres originarios de la ex-RDA, donde el partido goza de su mayor popularidad, sobre todo en el estado de Sajonia, donde encabezó los comicios el domingo.

Es en ese estado fronterizo con Polonia y República Checa donde los vínculos entre la AfD y el movimiento ultraderechista Pegida, "Patriotas contra la Islamización de Occidente", son más estrechos.

También fue en Sajonia donde la canciller suscitó más críticas por abrir las fronteras del país a más de un millón de demandantes de asilo.

Los nuevos diputados, con perfiles muy dispares, celebraron esta semana su primera reunión en el Parlamento con el objetivo de acallar las críticas internas sobre la línea del partido.

La formación integra diversas corrientes cuyas fronteras han ido cambiando con el tiempo. Los dos grupos principales son el "moderado", muy liberal en el ámbito económico, y el nacional-identitario. El más radical de los dos ha vencido en la batalla ideológica.

"Es hora de empezar a trabajar", dice Beatrix von Storch, miembro de la corriente cristiana ultraconservadora. "Queremos limitar el número de refugiados, estamos en contra de la islamización, queremos preservar nuestra cultura", asegura. "Solo son temas normales".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP