Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Aviones de la compañía Lufthansa permanecen estacionados el 11 de noviembre de 2015 en el aeropuerto de Fráncfort, Alemania, debido a la huelga convocada por el personal de cabina

(afp_tickers)

El sindicato UFO del personal de cabina de Lufthansa se declaró este viernes decidido a llamar a nuevos paros, en el séptimo y último día de la huelga más larga a la que se haya visto confrontada la aerolínea alemana.

"Si no hay cambios rápidos, podrá haber nuevas huelgas en cualquier momento", afirmó el presidente de UFO en el aeropuerto de Fráncfort (suroeste), Nicoley Baublies, ante unos 200 simpatizantes.

UFO, que representa a unos 19.000 tripulantes de cabina, podría coordinar medidas de fuerza con otros gremios, agregó el sindicalista, criticando la actitud de la dirección de la empresa.

En siete días de huelga, Lufthansa se vio obligada a anular 4.674 vuelos, dejando en tierra a un total de 540.000 pasajeros, según datos de la compañía.

Los aeropuertos más afectados han sido los de Fráncfort, Duseldorf y Múnich.

Lufthansa recurrió a la justicia para tratar de frenar el movimiento, pero en ambos casos sus recursos fueron rechazados.

La huelga fue convocada contra los planes de recortes en las prestaciones de jubilación y prejubilación. La dirección considera que estos ajustes son indispensables para enfrentar la competencia de las aerolíneas de bajo coste.

Lufthansa se ha visto confrontada en los últimos años a una larga serie de conflictos sociales. Unos 5.400 pilotos pararon sus actividades en trece ocasiones entre abril de 2014 y septiembre de 2015, provocando miles de anulaciones de vuelos.

Ese conflicto, sobre las condiciones de jubilación, sigue pendiente de solución, aunque experimentó una tregua tras el drama provocado en marzo pasado por un piloto de otra filial, Germanwings, que estrelló su avión en el sur de Francia.

AFP