Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una plataforma petrolera del mar Mediterráneo, en una imagen del 1 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El petróleo bajó el martes en Nueva York impactado por el dólar fortalecido y expectativas de incremento de las reservas de Estados Unidos.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en diciembre bajó 1,07 dólares a 40,67 y de ese modo anuló su ganancia de la sesión anterior.

En Londres, el petróleo Brent para enero perdió 99 centavos a 43,57 dólares.

"Se volvió a prestar atención a la (abundante) oferta y, además, el dólar está más fuerte", comentó Matt Smith, de la firma ClipperData.

Pese a ese retorno de las inquietudes, los precios siguieron por encima del piso de los 40 dólares.

Según Smith, los precios se benefician de la prudencia del mercado que se resiste a bajar los valores pese al inestable contexto político mundial tras los atentados en Paris del viernes.

En respuesta a esos ataques que dejaron 129 muertos, Francia bombardea el norte de Siria desde el domingo y eso genera la perspectiva de eventuales dificultades de aprovisionamiento de crudo que terminarían por empujar los precios.

En contraste, el dólar sigue apreciándose, especialmente tras un leve aumento de la inflación en Estados Unidos y se refuerza así la perspectiva de que la Reserva Federal decida aumentar las tasas de interés el mes próximo.

Si suben las tasas, el dólar, ya fuerte, se encarecerá, lo cual castigará a quienes disponen de otras divisas y precisan comprar billetes verdes para adquirir crudo.

Además los analistas esperan un aumento de las reservas de crudo de Estados Unidos, lo cual se sabrá el miércoles, dijo Smith.

Por otra parte, Tim Evans, analista de Citi, observa indicios de falta de consenso entre los países de la Opep sobre cómo reaccionar ante la debilidad actual del mercado. "Eso podría pesar" en el ánimo de los inversores, comentó.

AFP