Navigation

El petróleo cae a USD 45,14 el barril al cierre de Nueva York

Pozos petroleros el 2 de mayo de 2016 en Daqing, provincia china de Heilongjiang afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 julio 2016 - 19:00
(AFP)

El precio del petróleo volvió a caer este jueves al cierre de la jornada en Nueva York, en un mercado que se mostró decepcionado por un descenso de las reservas de crudo en Estados Unidos muy inferior al previsto por los expertos, lo que aumentó los temores a que los excedentes tarden en desplomarse.

El precio del barril de referencia (WTI) para entrega en agosto, que había abierto en alza con la expectativa de buenos indicadores económicos en Estados Unidos, cayó finalmente 2,29 dólares, a 45,14 dólares en el New York Mercantile Exchange, el nivel más bajo en cerca de dos meses.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre cayó 2,40 dólares y se cotizó a 46,60 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

"Hubo cierta decepción", declaró Mike Dragosits, de TD Securities. "El miércoles por la noche la federación Profesional API había anunciado que las reservas de crudo en Estados Unidos se habían reducido en 7 millones de barriles, y con esa enorme caída también se habían reducido las reservas de gasolina y de productos destilados, pero el departamento de Energía divulgó hoy cifras mucho más moderadas", agregó.

Durante la semana que acabó el 1 de julio las reservas comerciales de crudo en Estados Unidos cayeron, en efecto, solamente 2,2 millones de barriles, cuando los expertos interrogados por Bloomberg preveían una caída de 2,5 millones de barriles.

El mercado también experimentó decepción por la caída de las reservas de productos petroleros: las de gasolina apenas cayeron 100.000 barriles, cuando los analistas de Bloomberg preveían una caída de 350.000 barriles, y las de productos destilados (gasóleo, fueloil para calefacción, queroseno, etc.) se redujeron en 1,6 millones de barriles, más de lo que preveían los expertos (500.000 barriles) pero menos de lo que preveía la API (2,3 millones de barriles).

"La preocupación es que estamos en la temporada en la que las reservas bajan más", observó Dragosits.

El comienzo del verano en el hemisferio norte es el más propicio para los desplazamientos en coche, particularmente en el largo fin de semana del 4 de julio, fiesta de la independencia nacional, y por el uso de aire acondicionado.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.