Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Plataforma petrolera "Polar Pioneer" en Alaska el 15 de junio de 2015

(afp_tickers)

El petróleo cerró casi en equilibrio el miércoles en Nueva York, luego de que Estados Unidos anunció una estabilización de su producción y un aumento de reservas.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en diciembre ganó 8 centavos a 40,75 dólares.

En Londres, el barril de Brent para enero a subió 57 centavos a 44,14 dólares.

La sesión estuvo marcada por el informe semanal del departamento de Energía que indicó que la producción de Estados Unidos se estabilizó y las reservas aumentaron.

Los stocks al 13 de noviembre subieron 300.000 barriles y alcanzaron los 487.300 millones. Analistas consultados por la agencia Bloomberg esperaban un aumento pero de 2 millones.

La organización profesional American Petroleum Institute (APE) preveía una caída de medio millón de barriles.

La producción estadounidense, en tanto, estuvo casi estable. Bajó 3.000 barriles diarios y quedó en 9.182 barriles por día.

Las reservas de la terminal de Cushing, que sirven de referencia para cotizar el petróleo WTI, aumentaron 1,5 millones a 56,9 millones.

A la luz de esos datos, el contrato de referencia del WTI rondo el piso de 40 dólares debajo del cual no cerró desde fines de agosto.

Algunos analistas se preguntan empero si ese piso se mantendrá por mucho tiempo. "La tendencia sigue siendo a la baja", dijo Jason Schenker de la firma Prestige Economics.

"Las cifras de reservas perderán importancia con lo que pase con la Reserva Federal de Estados Unidos y en particular con la industria estadounidense, así como con la economía mundial", dijo Schenker.

Las minutas de la sesión de octubre del comité de política monetaria de la Fed señalaron que entonces los miembros del organismo consideraron que en diciembre podrían estar dadas las condiciones para subir las tasas de interés.

Si suben las tasas, el dólar, ya fuerte, se encarecerá, lo cual castigará a quienes disponen de otras divisas y precisan comprar billetes verdes para adquirir crudo.

AFP