Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

A worker of a gas station sets up a fuel dispenser in Montevideo on July 22, 2015. Uruguay's government increased today six percent the price of gas and other transport fuels. AFP PHOTO/ Miguel ROJO

(afp_tickers)

Los precios del petróleo bajaron por tercer día consecutivo el viernes, cediendo bajo el peso de un dólar fortalecido por la perspectiva de un aumento de tasas de interés en Estados Unidos tras las excelentes cifras de empleo.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en diciembre perdió 91 centavos a 44,29 dólares.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en diciembre cedió 56 centavos a 47,42 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

"El mercado ya consideraba que las tasas de interés iban a subir, y las cifras de empleo no han hecho más que confirmarlo", dijo Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Las creaciones de empleo en Estados Unidos aumentaron más que lo previsto en octubre, permitiendo un retroceso de la tasa de desocupación, lo que ilustra un fortalecimiento de la economía y argumenta a favor de los partidarios de aumentar las tasas de interés este año.

Un aumento de las tasas hace al dólar más atractivo, y entonces, como anticipo, el dólar subió el viernes a su nivel más alto en seis meses. Como los intercambios de crudo son realizados en dólares, este movimiento penaliza a los compradores que usan otro tipo de divisas, y eso afecta a los precios.

El precio del crudo ya había empezado a bajar el miércoles tras las declaraciones de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, que abrió la posibilidad de aumentar las tasas durante la reunión sobre política monetaria a mediados de diciembre de este año.

En este contexto, negativo para el conjunto de materias primas, el anuncio de una nueva baja de la cantidad de pozos de petróleo en actividad en Estados Unidos pasó casi desapercibido.

"Un fortalecimiento del dólar no es una buena noticia para los precios del petróleo, no más que el anuncio de que la producción en el mar del Norte alcanzará casi un techo en dos años, a 2,05 millones de barriles en diciembre", comentó David Hufton, de PVM.

El otro anuncio que dejó helados a los inversores fue el rechazo del presidente estadounidense, Barack Obama, al polémico proyecto del oleoducto Keystone que permitiría el transporte de petróleo de las arenas bituminosas de Alberta, Canadá, hasta el centro de Estados Unidos, en Nebraska, de donde podría ser distribuida a las refinerías del país en el Golfo de México.

AFP