AFP internacional

Una bomba de extracción de petróleo el 19 de enero de 20176 en Sweetwater, Texas

(afp_tickers)

La cotización del petróleo subió el jueves, confirmando una buena disposición frente a una posible reducción de la oferta mundial y en ausencia de elementos de actualidad que afecten el mercado.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en mayo ganó 55 centavos a 51,70 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el precio del Brent del mar del Norte en el contrato para entrega en junio ganó 53 centavos a 54,89 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

El mercado está mostrando "su capacidad de ignorar las malas noticias mientras reacciona a las buenas", resumió en una nota Tim Evans, viendo la "definición" de una tendencia general ascendente.

De hecho, el petróleo no dio mucha noticia el jueves y los observadores se dedicaron en gran medida a comentar las cifras del día anterior sobre la oferta estadounidense.

Los inversores se vieron afectados por un aumento inesperado de los inventarios de crudo estadounidenses, en un nuevo récord, pero los precios habían logrado mantenerse en verde el miércoles y ahora han avanzado.

"A pesar del aumento en las reservas, las refinerías estadounidenses han operado a un ritmo muy sostenido, por lo que el mercado se está preparando para verlos fuera de mantenimiento y contribuir a la demanda", dijo Phil Flynn de Price Futures Group.

Las reservas de Estados Unidos son particularmente observadas porque representan con bastante exactitud la evolución de las reservas mundiales. Sin embargo, los inversionistas esperan verlas declinar a largo plazo como resultado de los recortes de suministro organizados desde enero por los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros países, con la notable excepción de Estados Unidos.

AFP

 AFP internacional