Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un vehículo reposta gasolina en una estación de servicio de Chengdu, en China, el 20 de julio de 2008

(afp_tickers)

El petróleo cerró en alza el viernes gracias a señales de que la producción de Estados Unidos está cayendo.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en noviembre ganó 88 centavos a 47,26 dólares y acusó en la semana una baja de 4,78%.

En Londres el barril de Brent para diciembre ganó 73 centavos a 50,46 dólares.

El mercado recibió a mitad de la jornada un informe que dio cuenta de una nueva reducción en la cantidad de pozos activos en Estados Unidos.

Ese dato se sumó al anuncio del jueves según el cual la producción estadounidense tuvo una merma en la semana cerrada el 9 de octubre.

De su lado, Bill Baruch, de la firma iiTrader.com, dijo que la producción del Medio Oeste de Estados unidos es la más baja desde 2010.

"El precio del petróleo está también sostenido por especulaciones según las cuales Rusia se encamina a discutir con la Opep una posible reducción de su producción", comentó Fawad Razaqzada de Forex.com.

Empero, según Baruch, el hecho de que la Opep espere que aumente la demanda en el año entrante "muestra que el cartel no tiene intenciones bajar la producción".

La mayor demanda esperada por la Opep contrasta con la revisión a la baja de la demandan que realizó la Agencia Internacional de Energía.

AFP