Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El precio del petróleo abrió en baja este miércoles en Nueva York, a pocas horas para la publicación de datos de la Reserva Federal estadounidense (Fed), que podrían dar indicios sobre el futuro de la política económica.

(afp_tickers)

El petróleo terminó la sesión del lunes en Nueva York a la baja, rompiendo una racha de cinco días consecutivos de alzas.

El barril de "light sweet crude" (WTI), referencia estadounidense del crudo, perdió 52 centavos a 46,02 dólares en los contratos para agosto negociados en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre cedió de su lado 20 centavos en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, hasta los 48,71 dólares.

El mercado estadounidense recuperó el ritmo tras el frenesí de la semana pasada, que aprovechó la fuerte caída de las reservas estadounidenses.

"El mercado de petróleo bruto sigue sufriendo informaciones que indican que la OPEP 'virtió' más petróleo en el mercado en junio", señaló el analista Tim Evans en un comunicado, apuntando que existe "un debilitamiento" del acuerdo del 30 de noviembre para limitar la producción.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores --entre ellos Rusia-- habían hasta ahora respetado las cuotas de producción que se impusieron a principios de año.

Pero el mercado se pregunta sobre la capacidad y la voluntad de estos países por mantener los esfuerzos hasta el fin del pacto en marzo de 2018.

Otro factor que puede influir es la producción de Estados Unidos, que no da señales de contención, tal y como dejó entrever la nueva alza semanal de pozos perforados en el país desvelada el viernes por la firma Baker Hughes.

"Este aumento que se mantiene gradualmente muestra que la superproducción será un problema", estimó el analista David Madden, de CMC Markets.

Algunos expertos, sin embargo, vaticinan que las extracciones estadounidenses se ralentizarán.

"Estimamos que 45 dólares por barril es el nivel al que los productores de petróleo deberían comenzar a ajustar su actividad de perforación a la baja", explicó Goldman Sachs.

Por otro lado, el efecto positivo de los buenos indicadores chinos se marchitó a lo largo de la jornada.

"Según la oficina nacional de estadística, la transformación del petróleo bruto en China subió a 11,21 millones de barriles por día en junio. Es un alza de 2,3% sobre un año y sitúa el refinado justo por debajo de su nivel récord de 2016", contaron los analistas de Commerzbank.

La economía china siguió viento en popa durante el segundo trimestre con un crecimiento de 6,9%, un ritmo que podría enlentecerse ante la intención de las autoridades de luchar contra la gran deuda que tiene el gigante asiático.

Estos temores a largo plazo, sumados a las expectativas de "una caída del ritmo de las refinerías en China prevista para septiembre y octubre que podría limitar la demanda de crudo", han tenido un impacto en los precios, según John Kilduff de Again Capital.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP