Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un campo de explotación petrolífera por la técnica de 'fracking' en California, el 24 de marzo de 2014

(afp_tickers)

Los precios del petróleo cerraron este lunes en Nueva York con una sensible caída de 1,32 dólares, tras unas declaraciones, principalmente iraníes, que reavivaron las dudas sobre el congelamiento de la producción por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El valor del barril de "light sweet crude" (WTI) cerró en 37,18 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex). En la apertura, hacia las 14H00 GMT, el precio del barril WTI había sido de 37,38 dólares, con pérdida de 1,12 dólares.

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en mayo, de referencia en Europa, terminó en 39,53 dólares, 86 centavos (un 2,1%) menos que el viernes.

"Hay muchas preocupaciones por la posibilidad de que la OPEP logre organizar una reunión" de países exportadores, destacó Phil Flynn, de Price Futures Group.

Después de caer a principios de este año al valor más bajo desde 2003 frente al exceso de oferta general, el mercado se recuperó en febrero, tras el anuncio de un acuerdo entre Arabia Saudí, el miembro dominante de la OPEP, y Rusia, que está fuera de ella, para congelar la producción, pero sigue siendo sensible a cualquier señal emitida por el cártel, del cual se espera un acuerdo por consenso.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo este lunes que la reunión prevista este mes entre la OPEP y países productores externos al cártel para discutir un acuerdo para congelar la producción, probablemente se celebrará en abril.

Rusia y tres productores de la OPEP -Arabia Saudí, Catar y Venezuela- dijeron en febrero que estaban listos para congelar su producción a los niveles de enero si los demás países productores de petróleo se unían por consenso a su iniciativa.

Pero Irán informó el fin de semana de que sólo se uniría a un potencial recorte de la producción después de que la misma llegue a los niveles anteriores a las sanciones internacionales, de 4,0 millones de barriles por día (bpd).

"La posición de Irán es que necesita recuperar los niveles de producción anteriores a las sanciones en el marco de las cuotas de la OPEP", dijo Novak. "El país podría unirse a la congelación más tarde", acotó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP