Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un vehículo reposta gasolina en una estación de servicio de Chengdu, en China, el 20 de julio de 2008

(afp_tickers)

El precio del petróleo bajó el viernes en Nueva York en un clima cada vez más febril ante la reunión de la semana próxima de la OPEP, en la que examinará su abundante producción.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en enero perdió 1,27 dólares a 41,71 en una sesión más breve de lo habitual tras el feriado de Acción de Gracias del jueves.

En Londres, hacia las 18H50 GMT, el barril de Brent para entrega en enero caía 58 centavos a 44,88 dólares.

Las tensiones geopolíticas, particularmente la crisis entre Rusia y Turquía, hizo especular sobre un posible aumento del crudo pero esa eventualidad se fue disipando.

"La oferta de crudo no sufrirá porque las fuerzas turcas hayan derribado un avión militar ruso, de manera que el mercado se encuentra bajo presión", dijo Andy Lipow, de la firma Lipow Oil Associates

"Durante uno o dos días, los precios reaccionaron al alza pero ahora tomaron el camino inverso porque el oro negro no está en juego por el momento", declaró James Williams, de WTRG Economics.

El mercado está pendiente de la reunión ministerial de la Opep que se abrirá el viernes próximo, estimó Lipow.

El cártel contribuye a la sobreoferta mundial de crudo, y en consecuencia a deprimir el mercado, al mantener un techo de producción de 30 millones de barriles diarios pero en los hechos lo sobrepasa.

"Creemos que la Opep no va a cambiar su producción y además Irán se sumará en enero al mercado" tras cesar las sanciones que sufría por su programa nuclear, explicó Lipow.

"El mercado va a reaccionar de manera bastante inestable cada vez que lleguen propuestas de la Opep", vaticinó Williams.

Arabia Saudita, principal productor mundial y líder de la Opep, ha dado señales de que examinará su política de elevada producción. "Sin embargo, no creo que la cambie", añadió.

Varios analistas coinciden en que la oferta esta sobredimensionada no sólo por la producción de la Opep, sino también por la de países ajenos al cártel como Rusia o Estados Unidos.

AFP