Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Gasolinera en la ciudad de Oklahoma, el 12 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El petróleo cayó levemente el miércoles pero a pesar del anuncio de un aumento de las reservas de Estados Unidos se mantuvo cerca de sus niveles más altos de 2016.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en mayo perdió 41 centavos, a 41,76 dólares, en la New York Mercantile Exchange (Nymex), después de terminar el martes en su techo desde noviembre.

En el mercado de Londres, el barril de Brent para junio, que también alcanzado su mayor precio del año el martes, cedió 51 centavos a 44,18 dólares.

"Los precios debieron bajar más", se sorprendió James Williams, de la firma WTRG Economics. "Los precios ya no evolucionan más en función de la realidad física del mercado", añadió.

El mercado apenas reaccionó al anuncio de Estados Unidos de que sus reservas de crudo aumentaron la semana pasada pero a la vez bajó su producción.

Los observadores dijeron que esa baja de la producción, como también la de los stocks de gasolina, fue lo que más pesó en favor de los precios.

Más allá de esos datos estadounidenses, el mercado parece estar obnubilado por la reunión que sostendrán el domingo en Doha varios países productores, entre ellos algunos integrantes de la Opep y Rusia, con el objetivo de estabilizar la sobreoferta mundial.

"Todo el mercado sube con la perspectiva de esa reunión ... cuando realmente ella no cambiará el fondo" del problema, dijo Williams. "No van a bajar la producción; sólo le pondrán un techo", aseguró.

Como otros analistas, consideró demasiado exagerado el aumento del martes en medio de versiones sobre un acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita, los mayores productores mundiales, para congelar la oferta. Un acuerdo de ese tipo ya se daba por cierto en febrero pero en la práctica no ocurrió.

"Se verá que en lo único en que Arabia Saudita y Rusia están realmente de acuerdo es en que Irán debería congelar su producción ... Eso no sucederá" dijo Tim Evans, de Citi. "Incluso Bijan Namdar Zanganeh, el ministro iraní del Petróleo, podría no asistir el domingo", añadió.

Según la prensa de Irán, el ministro no considera ir a Doha cuando Teherán justamente quiere reconquistar mercados perdidos por las sanciones que sufrió por su programa nuclear y que fueron levantadas en enero.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP