Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Plataforma petrolera "Polar Pioneer" en Alaska el 15 de junio de 2015

(afp_tickers)

El petróleo subió levemente el miércoles en Nueva York sin mostrar demasiado pesimismo ante el esperado aumento de las reservas estadounidenses de crudo.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en enero aumentó 17 centavos a 43,04 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex) tras ganar más de un dólar el martes.

En Londres, el barril de Brent para enero ganó cinco centavos a 46,17 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

Los precios habían caído más un dólar al comenzar la sesión en Nueva York. Sin embargo, se recuperaron cuando se conocieron las cifras de las reservas estadounideneses pese a que éstas crecieron en un millón de barriles.

"El mercado estaba preparado para cifras bastante malas", explicó Bart Melek, de la firma TD Securities. "Los datos fueron malos pero no excesivamente malos", añadió.

"A mi juicio los mercados pudieron reaccionar con una baja más marcada", admitió Melek, quien puso énfasis en las mayores reservas de la terminal estadounidense de Cushing, que se toman como referencia para el precio del petroleo WTI.

"Las crecientes especulaciones sobre que los depósitos (...) de Cushing podrían alcanzar su nivel máximo en el primer trimestre de 2016 y pondrá una mayor presión sobre los precios", comentó Ole Hansen, analista de Saxo Bank.

Los niveles excesivos de oferta en Estados Unidos, Rusia o en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que tendrá el 4 de diciembre una reunión semestral, han contribuido ampliamente a la caída de las cotizaciones en 2014 después de hacer abortar varia tentativas de rebote en 2015.

AFP