Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un campo petrolero cerca de la ciudad de Basora, en el sur de Irak, en una imagen del 5 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El petróleo cerró este martes a la baja en Nueva York como consecuencia de la divulgación de cifras negativas de las exportaciones chinas, una nueva alza de los inventarios y declaraciones que hacen más débil la posibilidad de congelar la producción.

El barril del "light sweet crude" (WTI) para entrega en abril perdió 1,40 dólares y cerró en 36,50 en el New York Mercantile Exchange (Nymex), cortando una racha alcista en la que el precio de referencia había ganado diez dólares en el último mes.

"Creo que ese repunte había durado demasiado", declaró Gene McGillian, de la firma Tradition Energy, quien señaló que la baja de este martes era una reacción esperable.

Para McGillian, los inversionistas que esperaban que el crudo siguiera subiendo se estaban "sustrayendo a cifras fundamentales, como los inventarios récord en Estados Unidos".

La baja del crudo pareció responder también a una declaración del ministro kuwaití de petróleo Anas al Saleh quien minimizó las posibilidades de un congelamiento de la producción de los mayores países exportadores, que había sido anunciada el mes pasado por Arabia Saudita, Rusia, Qatar y Venezuela, entre otros.

El ministro señaló que Kuwait no participaría de ese congelamiento si otros grandes productores como Irán, no hacen lo mismo.

En una entrevista concedida al diario AlKuwaityah, el ministro señaló que Kuwait planea retornar a producir a plena capacidad, es decir unos tres millones de barriles diarios.

Irán, un país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que acaba de regresar al mercado gracias al levantamiento de las sanciones internacionales, ha afirmado que no tiene en sus planes una reducción de la producción.

El ánimo de los inversionistas también parece haberse visto afectado por la divulgación de estadísticas sobre una caída de las exportaciones chinas en febrero, un nuevo síntoma de una desaceleración en la segunda economía mundial.

Los precios del crudo habían alcanzado el lunes su nivel más alto desde el inicio del año en Nueva York alcanzando los 37,90 dólares el barril de WTI.

El miércoles las autoridades estadounidenses deben publicar cifras semanales sobre los inventarios de petróleo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP