Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las bombas de un campo petrolífero cercano a la localidad californiana de Bakersfield (oeste de EEUU) el pasado 24 de junio

(afp_tickers)

El petróleo cerró este lunes con fuerte baja en Nueva York por tomas de beneficios y dudas sobre la solidez del reciente aumento de sus precios.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en noviembre perdió 2,53 dólares y quedó cotizado en 47,10.

En Londres, el barril de Brent, también para noviembre, cedió 2,79 dólares, a 49,86.

"Asistimos a una toma de beneficios tras las alzas de la semana pasada y, simultáneamente, a las inquietudes sobre la economía mundial", dijo Mike Lynch, de Strategic Energy & Economy Research.

El mercado del crudo había rebotado desde comienzos de mes desde su caída a 40 dólares en el verano boreal. En octubre comenzó a estabilizarse en torno a los 45 dólares.

El mercado "está perdiendo impulso", comentó Gene McGillian, de la firma Tradition Energy.

"Pensamos que la producción bajará y la demanda aumentará el año próximo pero por el momento el mercado permanece con un desequilibrio de fondo", añadió.

La elevada oferta, tanto de Estados Unidos como la Opep o Rusia, ha sido el motor que impulsó la caída de precios desde junio del año pasado.

AFP