Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios vehículos en fila a la espera de cargar coombustible en San Cristóbal, Venezuela, el 16 de noviembre de 2017

(afp_tickers)

La cotización del petróleo cerró en baja este viernes tras cifras decepcionantes de la actividad comercial en China, gran consumidor de oro negro, desviando de forma temporal al mercado de sus especulaciones sobre la disminución de la oferta emprendida por varios países productores.

El precio del barril de petróleo "light sweet crude" (WTI) para entrega en febrero perdió 64 centavos a 52,37 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

"La sesión fue muy aburrida", admitió Phil Flynn, del grupo Price Futures.

Si bien el principio de la semana estuvo marcado por fuertes fluctuaciones de precios, el mercado se acercaba al fin de semana en un ambiente tranquilo, pero con un tono bastante sombrío.

"Más que nada, lo que causó esta caída, fue que eran decepcionantes las cifras divulgadas en China", dijo Flynn. "Estas generaron el mal humor de hoy", añadió.

China registró una caída en su comercio exterior en 2016, las exportaciones y las importaciones presentan un fuerte descenso y confirman la desaceleración del gigante asiático, el segundo mayor consumidor de petróleo después de Estados Unidos.

"La economía de China consume energía de forma intensiva, ya sea crudo o productos refinados", dijo John Kilduff de Again capital. "La debilidad en el sector manufacturero, en particular, es una mala noticia para el mercado del petróleo".

Estas consideraciones sobre la demanda han llevado poco de concreto a un mercado sacudido por la especulación sobre la oferta, tras la entrada en vigor a principios de enero de acuerdos entre los principales países productores.

En iniciativa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), los dos acuerdos establecen la disminución de la producción no sólo dentro del cartel, sino también en países externos como Rusia.

AFP