AFP internacional

Operarios chinos en una plataforma petrolífera en Qingdao, el 1 de octubre de 2016

(afp_tickers)

Los precios del petróleo terminaron en muy leve baja el jueves en Nueva York, logrando frenar la caída de la víspera, ante la importancia de las reservas semanales en Estados Unidos.

El barril de "light sweet crude" (WTI), para entrega en julio, perdió 8 centavos a 45,64 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto perdió 20 centavos, a 47,86 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

El sorpresivo aumento de las reservas semanales de crudo, gasolina y destilados en Estados Unidos, fortaleció los temores de un exceso de oferta.

"Tuvimos datos de stocks que presionaron a la baja a los precios pero hay problemas en Medio Oriente (...) y las importaciones chinas favorecen los precios", constató Mike Lynch de Strategic Energy & Economic Research, concluyendo que "todo eso se equilibra ahora".

Los precios terminaron apenas sobre su nivel más bajo de cierre en poco más de un mes.

El alza de las reservas estadounidenses hace temer que la oferta continúe superando a la demanda pese a los esfuerzos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que ha prolongado su acuerdo de baja de la producción hasta marzo de 2018. El barril de WTI ha perdido 11% de su valor desde que se adoptó la decisión, el 25 de mayo.

Otro factor que afectó a los precios, el gigante anglo-holandés Shell anunció el jueves que reanudó sus actividades en la terminal de Forcados, en el sureste de Nigeria, luego de varios meses de cierre debido a reiterados ataques de grupos armados.

Miembro de la Opep, Nigeria está exento de cuotas porque intenta reactivar su producción en momentos en que la situación en la región del Delta parece calmarse luego de negociaciones entabladas entre los rebeldes y el gobierno.

AFP

 AFP internacional