Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una manguera de una gasolinera de la ciudad francesa de Dijon, en una imagen del 9 de marzo de 2011

(afp_tickers)

El petróleo cerró en baja este viernes en Nueva York manteniendo así su tendencia de la semana debido al no vislumbrarse una reducción de la oferta mundial.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para diciembre perdió 1,01 dólares y quedó en 40,74. A lo largo de la semana su caída fue de 8%.

En Londres el barril de Brent para diciembre cedió 45 centavos a 43,61 dólares.

"El mercado estuvo bajo presión toda la semana" y "teme volver a caer como en agosto a sus niveles más bajos en seis años", dijo Gene McGillian, de Tradition Energy.

"La esperanza de una disminución de la oferta se desvaneció por el anuncio del aumento de los stocks y de la producción de Estados Unidos", añadió.

Además este viernes Estados Unidos asestó otro golpe al dar cuenta de un leve aumento en la cantidad de sus pozos activos.

"Como las refinerías están saliendo de su temporada de mantenimiento, deberíamos esperar un aumento de la demanda de crudo y una estabilización del alza de los stocks que se invertirá hacia finales del año" apuntó Matt Smith, de ClipperData.

"Pero como lo muestra el alza de esta semana de 4,2 millones de barriles, Estados Unidos sigue inundado de petróleo a pesar de la reanudación de la actividad de las refinerías", admitió. "Eso ocurre ya sea por una producción importante o una elevada importación... o por ambas cosas", dijo.

AFP