Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los presidentes chino, Xi Jinping (i), y checo, Milos Zeman, pasan revista a la guardia de honor el 29 de marzo de 2016 en el Castillo de Praga

(afp_tickers)

El presidente chino Xi Jinping y su homólogo checo Milos Zeman firmaron este martes en Praga un acuerdo estratégico para reforzar las inversiones chinas en República Checa, en medio de protestas de los defensores de los derechos humanos.

Varios centenares de manifestantes opuestos a la política de Zeman, que es demasiado pro-china según su opinión, se congregaron en la tarde cerca del palacio donde Xi debía entrevistarse con el primer ministro checo Bohuslav Sobotka.

Los manifestantes esgrimieron banderas tibetanas, retratos del Dalai Lama y los del ex presidente checo Vaclav Havel, ex disidente anticomunista.

Gritando "Zeman no es Chequia", "Libertad a Tíbet", mancharon con pintura roja un retrato de Mao Zedong, fundador de China comunista.

"Tibet es China", gritaron unos 50 manifestantes favorables al gobierno chino, con banderas rojas.

China controla al Tíbet desde los años 1950, y las ONG acusan a China de represión política y religiosa en la región himalaya. El Dalai Lama sigue siendo para la opinión internacional el rostro del combate tibetano.

Ambos bandos fueron separados por una unidad especial de la policía.

Diez diferentes documentos fueron firmados el martes durante el inicio de la visita oficial de Xi, primer presidente chino que visita ese país de Europa central.

"Quiero que la República Checa sea una puerta de entrada de la UE para China, un puerto tranquilo al que los barcos chinos regresen tras diferentes tormentas, para lograr una acogida amistosa", dijo Zeman.

Según él, las inversiones chinas en su país alcanzarán este año 3.500 millones de euros).

Xi se pronunció a favor de una "cooperación pragmática" entre China y RCheca.

El presidente chino fue recibido en el Castillo de Praga por una imponente ceremonia militar en la que sonaron 21 disparos de cañón.

"Tal recibimiento no había sido ofrecido a ningún jefe de Estado desde 1950 o 1960", indicó la agencia CTK.

"Un país democrático no debería recibir de manera tan megalómana al más alto representante de un país no democrático", dijo ante la prensa uno de los organizadores de las protestas, Tomas Peszynski.

"Estoy contra el comercio con China, si se tiene en cuenta las condiciones en que trabaja la gente. Es un país que no respeta los derechos humanos", dijo por su parte a la AFP Petra Bazantova, profesora de alemán.

Un importante dispositivo de seguridad fue desplegado para esta visita. El Castillo y los barrios vecinos fueron cerrados al público y a los turistas.

El líder chino viajará luego a Estados Unidos para asistir a una cumbre sobre seguridad nuclear a partir del jueves 31 de marzo.

El grupo chino CEFC invirtió recientemente en República Checa unos 20.000 millones de coronas (740 millones de euros), tras una serie de contratos con la primera compañía aérea chárter checa Travel Service, con la quinta empresa cervecera del país y con dos grupos mediáticos.

CEFC, la sexta mayor empresa privada china, también adquirió una parte mayoritaria del Slavia Praga, uno de los principales equipos de fútbol checo.

El lunes fueron detenidos una docena de jóvenes que intentaban colgar banderas tibetanas en lugar de las chinas en la carretera entre el aeropuerto y el centro de Praga.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP