Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un operario retira la nieve del tejado de un edificio del Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, el 24 de enero de 2018

(afp_tickers)

El presidente de Brasil, Michel Temer, y el rey de España, Felipe VI, llegan este miércoles a Davos, en una jornada en la que también intervendrán varios líderes europeos para defender la globalización frente a las posiciones de Donald Trump, esperado el viernes.

El presidente brasileño llega a Davos, donde dará un discurso en un momento político convulso para Brasil, en el que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se enfrenta a un juicio que podría amenazar su candidatura a las elecciones de octubre.

Por su parte, el rey de España, Felipe VI, el primer monarca español en venir al foro, acompañado de una delegación del gobierno, intentará con su intervención y su presencia impulsar la economía española, sacudida en los últimos meses por la crisis catalana.

Entre los europeos es muy esperado el presidente francés, Emmanuel Macron, que llega al Foro Económico Mundial (WEF) tras haber reunido en el castillo de Versalles a grandes empresarios de todo el mundo, en un intento de reforzar el atractivo económico de Francia.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, participará en la cita cuando todavía no se ha puesto en marcha su gran coalición con los socialdemócratas.

"Merkel no tiene gobierno todavía. El que cuenta ahora es Macron", dijo a la AFP Richard Edelman, presidente de una compañía de relaciones públicas estadounidense.

La imagen de Macron está al alza entre los líderes económicos, gracias a sus reformas laboral y fiscal en Francia.

"El tiempo en el que Merkel podía llevar a Europa bajo su liderazgo con una Francia débil ha terminado", escribió Judy Dempsey, de Carnegie Europe, un laboratorio de ideas.

Prueba de ello es la reunión que Macron, de 40 años, celebró el pasado lunes en el suntuoso castillo de Versalles para convencer a gigantes como Facebook o Google de que inviertan en Francia.

La primera jornada de Davos, el martes, estuvo marcada por una defensa de la globalización por parte de los primeros ministros de India, Narendra Modi, y Canadá, Justin Trudeau.

"Estamos trabajando muy duro para asegurarnos de que nuestro vecino del sur [Estados Unidos] reconozca lo bueno que es el TLCAN", dijo Trudeau sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México y que podría avanzar estos días entre bastidores.

Otros líderes europeos estarán en la estación suiza en un año convulso para la región, en plena reflexión sobre el futuro de la Unión Europea.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, dará un discurso a menos de dos meses de unas elecciones generales.

Por su parte, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, cuyo país está intentando recuperarse tras años de rescates financieros, participará en un seminario sobre la "estabilización del Mediterráneo".

Y el jueves se espera la llegada de la primera ministra británica, Theresa May, inmersa en la crisis del Brexit y que está tratando de negociar su futuras relaciones comerciales con la UE.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP