El presidente de Francia Emmanuel Macron calificó el miércoles de "graves" las decisiones tomadas el día anterior por Irán, que anunció la reanudación de las actividades de enriquecimiento de uranio hasta entonces congeladas.

"Por primera vez, de manera explícita y sin restricciones, Irán decidió abandonar el marco del JCPOA (acuerdo nuclear de 2015), lo que constituye un cambio profundo", con respecto a su posición hasta el momento, declaró el dirigente francés en una conferencia de prensa en Pekín.

El presidente Hassan Rohani anunció el martes que la fábrica de Fordo, ubicada unos 180 km al sur de Teherán, reanudó las actividades de enriquecimiento de uranio detenidas hasta la fecha, decisión condenada por Washington.

"Las próximas semanas estarán dedicadas a trabajar en conjunto para lograr que Irán regrese (al acuerdo), lo que debe ir acompañado de una reducción de algunas sanciones", declaró Macron.

Para él, "el retorno a la normalidad sólo puede hacerse si Estados Unidos e Irán aceptan reestablecer un clima de confianza, ampliar el diálogo y avanzar con gestos concretos "añadió, precisando que iba a discutir el tema con el presidente estadounidense Donald Trump.

En los últimos meses, el presidente francés se implicó muy diplomáticamente intentado acercar a Washington a Teherán, tras intentar, en vano, facilitar una reunión entre Trump y Rohani en septiembre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes