Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario general del Partido Socialista, Antonio Costa, dialoga con el presidente portugués, Anibal Cavaco Silva, el 12 de octubre de 2015 en Lisboa

(afp_tickers)

El presidente portugués, Anibal Cavaco Silva, nombrará al jefe del futuro gobierno cuando haya consultado a los partidos representados en el parlamento, indicó este lunes el primer ministro saliente, el conservador Pedro Passos Coelho.

Esas consultas, impuestas por la Constitución antes del nombramiento del primer ministro, tendrán lugar el martes y el miércoles, anunció el sábado la presidencia.

"Ahora le corresponde al presidente de la República, una vez que haya hablado con los partidos, proceder al nombramiento de un futuro primer ministro", declaró Passos Coelho, tras una entrevista con el jefe de Estado. "He venido a informar al presidente de la República de los pasos que he dado con el fin de crear las condiciones necesarias para la formación de un gobierno estable", añadió, sin dar más detalles.

La coalición de derechas saliente ganó las elecciones generales del 4 de octubre ante la oposición socialista, pero perdió la mayoría absoluta en el parlamento, dominado ahora por los partidos de izquierdas.

Tras los comicios, el presidente encargó a Passos Coelho que buscara el apoyo del Partido Socialista (PS) para poder formar un gobierno "estable y duradero".

Las conversaciones entre la coalición saliente y el PS se encontraron rápidamente en un callejón sin salida, mientras prosigue el diálogo entablado por los socialistas con los dos partidos de la izquierda antiliberal para formar un "gobierno alternativo".

Passos Coelho le propuso el domingo al secretario general del PS, Antonio Costa, integrar una "amplia coalición gubernamental" para evitar que el país sea "ingobernable".

"No nos separan unos puestos en el gobierno y los hemos rechazado desde el principio", aseguró Costa, que acusó a Passos Coelho de querer echarle la culpa del final de las conversaciones. El líder de los socialistas, que aboga por poner fin a la política de austeridad presupuestaria que aplica el gobierno desde 2011, afirmó que "el PS intentará crear las condiciones de estabilidad que puedan garantizar el cambio".

Al acercarse "a la extrema izquierda en vez de negociar con los partidos proeuropeos", el PS "adopta una posición radical que el país no entiende", había declarado Passos Coelho el sábado.

Según el canal de televisión privado TVI, el presidente nombrará a Passos Coelho el miércoles, aunque el próximo gobierno corra el riesgo de ser bloqueado por la mayoría izquierdista del parlamento.

AFP