Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de periodistas frente a la oficina de Orbis Business Intelligence, en Londres, donde trabaja Christopher Steele, el exespía británico y supuesto autor del informe compremetedor sobre Trump y Rusia, el 12 de enero de 2017

(afp_tickers)

A pesar de la persecución de los medios, el presunto autor del polémico informe sobre las relaciones entre Donald Trump y Rusia, Christopher Steele, un exespía británico reconvertido a consultor, seguía desaparecido este jueves.

Este hombre de 52 años ha sido identificado por varios medios como el autor del documento de 35 páginas, cuya existencia cuestiona el presidente electo de Estados Unidos.

La publicación del nombre de este exespía por parte del diario The Wall Street Journal ha desencadenado una auténtica cacería en Gran Bretaña, pero Steele no se encuentra ni en su casa ni en su oficina, y medios locales aseguran que ha huido.

Su gran casa de ladrillos rojos, en el pueblo de Runfold, cerca de Londres, estaba vacía este jueves, comprobó un periodista de la AFP. Uno de sus vecinos, Mike Hopper, dijo a la agencia PA que Steele vivía allí desde hacía 18 meses con su mujer y sus cuatro hijos.

Cuando el miércoles por la mañana se fue de su casa, parecía "normal", aseguró el vecino. "No dijo dónde iba ni cuándo volvería", añadió Hopper, explicando que mientras tanto, se ocuparía de sus tres gatos.

Según el periódico The Telegaph, que cita una fuente anónima de su entorno, Steele habría huido, preocupado por su seguridad y la de su familia, temiendo posibles represalias de Rusia tras la publicación del informe.

Según su perfil en LinkedIn, Steele es uno de los directores de la consultora londinense Orbis Business Intelligence. En su web, la compañía indica que fue fundada en 2009 "por antiguos profesionales de los servicios secretos británicos".

"Con sede en Londres, pero con un alcance global, nuestra principal fuerza es nuestra capacidad para combinar una red de fuentes de alto nivel con una sofisticada capacidad de investigación", informa la empresa, que este jueves no respondía al teléfono y tenía numerosos periodistas apostados a su puerta.

"Proporcionamos consejos estratégicos, organizamos operaciones para recolectar inteligencia y llevamos a cabo investigaciones complejas, en muchos casos transfonterizas", añade Orbis.

- ¿Exagente del MI6 en Moscú? -

El director de la consultora, Chris Burrows, se negó ante el Wall Street Journal a "confirmar o desmentir" la participación de la empresa en el informe sobre Trump.

Las oficinas de Orbis, situadas cerca del palacio de Buckingham, están en el segundo piso de un edificio elegante, con balcones con columnas de mármol. "Hoy no vendrá nadie", dijo a la AFP la recepcionista del edificio.

Según el Wall Street Journal, que cita a un exagente de la CIA, Christopher Steele trabajó varios años en Moscú para el MI6, la agencia británica de inteligencia exterior, y tiene buena reputación entre los profesionales.

"Es un agente de inteligencia respetado, y, como muchos de ellos, empezó una segunda carrera al acercarse a la cincuentena", según un experto en seguridad de la BBC, Frank Gardner.

Estos exagentes "suelen trabajar [en el sector privado] por mucho más dinero y con mucha más libertad", explicó, aunque dijo que era "inusual" que una persona con este perfil estuviera implicada a este nivel en cuestiones políticas.

Consultado por la AFP, el Ministerio de Exteriores británico, que gestiona la comunicación externa del MI6, no quiso hacer comentarios. Steele "no trabaja" para la administración británica, afirmó por su parte un portavoz de la primera ministra, Theresa May.

El polémico informe del que Steele es el supuesto autor incluye muchas informaciones comprometidas sobre Donald Trump, entre ellas la existencia de un vídeo en el que aparecería junto a prostitutas rusas o información sobre presuntos intercambios de información con el Kremlin durante décadas. El informe fue publicado el martes por Buzzfeed.

AFP