Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El comisario europeo de Presupuesto, Gunther Oettinger, durante la presentación de la propuesta de los presupuestos de la Unión de 2018, el 30 de mayo de 2017 en la sede de la Comisión Europea, en Bruselas

(afp_tickers)

La Comisión Europea presentó este martes una propuesta de los presupuestos de 2018 para la UE de 161.000 millones de euros, sobre la que pesa todavía la incertidumbre de la posición del Reino Unido, en plena campaña electoral.

Esta propuesta se basa en una revisión reciente del marco presupuestario plurianual, ya negociado en el seno de la UE, cuya adopción formal se vio repentinamente bloqueada a finales de abril por Londres.

"El Gobierno británico nos comunicó algo que debemos respetar: durante una campaña electoral, un Gobierno no toma decisiones importantes", explicó el martes el comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger.

Según Oettinger, se trata de motivos "puramente formales", y el Gobierno británico debería volver tras las elecciones del 8 de junio a su posición inicial, es decir, una simple abstención.

Contrariamente a un veto, una abstención británica no bloquearía la revisión a medio tramo del marco presupuestario 2014-2020, que fija techos de gasto para los presupuestos anuales, y por lo tanto permitiría la aprobación del presupuesto propuesto este martes por el ejecutivo europeo.

"Pero las elecciones son las elecciones, no sabemos quién estará en el Gobierno después" en el Reino Unido, agregó Oettinger, admitiendo que un veto británico obligaría a la Comisión a "cambiarlo todo" en su proyecto para 2018.

Algunos gastos adicionales propuestos, como los créditos para el empleo juvenil, "estarían amenazados", considera la Comisión. Y habría que sacar fondos a la agricultura para financiar gastos previstos en materia de seguridad y migración.

La propuesta de presupuestos para 2018 prevé 161.000 millones de euros (180.000 millones de dólares) en términos de compromisos (sumas previstas para programas que pueden extenderse más de un año), un alza del 1,4% respecto a 2017. La propuesta de la Comisión debe ahora ser discutida por el Parlamento Europeo y los Estados miembros.

El 2018 será el último año completo de pertenencia a la UE del Reino Unido, cuya salida está programada para 2019. El Brexit tendrá un fuerte impacto presupuestario, dado que el Reino Unido tiene una contribución anual de unos 10.000 millones de euros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP