Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Finanzas checo, Andrej Babis, llega a una reunión con el presidente del país el 3 de mayo de 2017 en Praga

(afp_tickers)

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, anunció este viernes que retira su dimisión, inicialmente prevista para la segunda mitad de mayo, y propondrá al presidente, Milos Zeman, destituir a su ministro de Finanzas, Andrej Babis, sospechoso de fraude fiscal.

"No presentaré la dimisión. Propondré próximamente al presidente de la República que cese al ministro de Finanzas", declaró a la prensa Bohuslav, líder del partido socialdemócrata CSSD, que está en conflicto abierto con Babis, líder del movimiento centrista ANO.

Este giro agravó la crisis política en el país desde el inesperado anuncio, el martes, de Sobotka asegurando que dimitía por el conflicto que lo opone a su ministro e influyente rival.

Babis, de 62 años, es el favorito para las legislativas de octubre, que serán seguidas por los comicios presidenciales tres meses después.

Sobotka justificó su cambio por las divergencia de opinión con el jefe del Estado sobre las modalidades constitucionales de esta marcha.

El primer ministro socialdemócrata reaccionó a las declaraciones del día anterior del presidente Zeman, según las cuales deseaba aceptar únicamente la dimisión del jefe del Gobierno y no del conjunto de su gabinete.

El jefe del Estado es rival político desde hace tiempo de Sobotka y por lo tanto favorable a Babis, poseedor de la segunda fortuna del país, según la revista Forbes, además de ser el político más popular.

Interrogado por la AFP, el politólogo Tomas Lebeda calificó de "triste" el hecho de que Sobotka no haya exigido la revocación del ministro el martes.

"El anuncio de la dimisión del primer ministro fue un enorme error, una decisión absolutamente sin reflexión que dio lugar a una serie de eventos más bien penibles", estimó.

"En vez de poner bajo presión al presidente y al ministro de Finanzas, el primer ministro se puso él mismo bajo presión", agregó Lebeda.

Según los expertos, la dimisión del primer ministro supone automáticamente la del Gobierno, tal como consta en la Constitución checa, algo imprecisa en este punto.

El Gobierno tripartito en el poder desde 2014 está formado por los socialdemócratas, el ANO y los demócrata-cristianos del KDU-CSL.

El ministro de Finanzas, el político más popular del país, según los recientes sondeos, se distanció formalmente de su grupo agroalimentario Agrofert, con el que amasó su fortuna.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP