Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Haider al Abadi habla durante un discurso que dio el pasado 7 de enero en la ciudad santa chií de Nayaf (Irak)

(afp_tickers)

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, anunció este domingo que encabezará su propia lista en las elecciones legislativas de mayo frente a su predecesor Nuri al Maliki, al resultar fortalecido por la victoria de las tropas iraquíes contra los yihadistas y el triunfo ante el intento secesionista kurdo.

Desconocido hace tres años, este político chií de 65 años llegó al poder en Irak en pleno caos y con la tarea de reconstruir un Ejército disperso y restaurar un país socavado por las disputas religiosas.

Bajo el poder de Maliki, su predecesor y gran rival en el seno de su partido, Daawa, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ocupó casi un tercio del país.

Hace un mes, Abadi anunciaba a lo grande la victoria y el "fin de la guerra" contra los yihadistas, un triunfo de envergadura para este hombre.

Además de esta victoria, Haider al Abadi puede presumir hoy de otro logro en la campaña: haber convencido al grupo Hashd Al Shabi, una coalición de grupos armados y civiles que tomaron las armas contra el EI, para que se sumaran a la Alianza de la Victoria, la lista que propuso liderar para ganar las elecciones legislativas de mayo.

- Aliado de peso -

Abadi anunció en un comunicado divulgado este domingo que había formado la Alianza de la Victoria, presentada como "transconfesional que supera las divisiones y lucha contra las desigualdades".

Agregó que aboga por "proteger la victoria y los sacrificios", pero también por "la lucha contra la corrupción" y por "la unidad de Irak".

Se trata de dos de los caballos de batalla de este político chií que envió a las tropas a reconquistar las zonas disputadas con los kurdos y rechazó categóricamente el referéndum de la región autónoma del Kurdistán iraquí.

En ese sentido, la coalición Hashd es un aliado de peso. Después de haber sido imprescindible en los campos de batalla, el movimiento ahora pretende estar dentro de los muros del poder. Varios de sus comandantes abandonaron oficialmente el uniforme militar y están compitiendo para las elecciones legislativas programadas para el 12 de mayo.

La votación se realizará en las 18 provincias del país para elegir a 328 diputados.

Ahmed Al Kinani, portavoz de la lista presentada por Asaib Ahl Al Haq, una de las milicias de la Hashd, dijo a AFP que "después de largas negociaciones", la Alianza de la Victoria de Abadi logró unirse a 18 listas, incluidas dos lideradas por los excomandantes de Hashd, Hadi Al Ameri (Badr) y Qais Al Jazali.

Abadi es unos de los raros políticos chiíes que obtuvo un alto nivel de aprobación entre la minoría suní del país.

Esta candidatura marca una fractura sin precedentes en la historia del partido Daawa, la oposición histórica al dictador Sadam Husein (derrocado en 2003 durante la invasión de EEUU), al que pertenecen Abadi y Maliki.

Este último presenta la lista Estado de Derecho, una coalición que el político chií de 67 años llevó a la victoria en las últimas elecciones. En 2014 fue apartado del puesto de primer ministro tras la huida de las fuerzas iraquíes frente al EI.

Su portavoz, Abas al Musaui, afirmó a la AFP que las dos listas "no presentan un enfrentamiento de personas" sino "de visiones, de alianza y de proyectos diferentes", y añadió que Daawa apoya a las dos listas.

Sin embargo, el gran vecino iraquí, Irán, "desempeñará un papel importante" en esta elección, advirtió Esam al Fili, profesor de Ciencias Políticas en Bagdad. Teherán "no quiere que las fuerzas chiíes se dispersen o tiendan alianzas con otros".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP