Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las fuerzas progubernamentales sirias en una calle en la ciudad de Halfaya, el 12 de septiembre de 2014

(afp_tickers)

El ejército sirio y las fuerzas progubernamentales recuperaron buena parte del territorio perdido recientemente en una ofensiva de los rebeldes aliados con yihadistas en la provincia central de Hama, informó el viernes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"El régimen reconquistó el 75% de los territorios que había perdido en la provincia de Hama",indicó Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Grupos rebeldes dirigidos por Tahrir al Sham - alianza dominada por los yihadistas de Fateh al Sham, exfilial siria de Al Qaida- habían lanzado una ofensiva sorpresa el 21 de marzo en esa provincia, logrando hacerse con varios sectores y avanzar hacia la capital provincial.

Pero tras recular, el régimen desplegó importantes refuerzos que, apoyados por bombardeos de su aliado ruso, permitieron revertir la situación, según el OSDH.

Controlar la provincia de Hama tiene una importancia estratégica para el régimen, al permitirle aislar la provincia vecina e Idlib, controlada en su mayoría por los rebeldes, así como los bastiones gubernamentales de Damasco, más al sur, y Lataquia, al oeste.

Los combates de las últimas semanas dejaron numerosos muertos, precisó el Observatorio, sin poder ofrecer un balance preciso.

La oposición acusa al régimen de emplear "sustancias tóxicas" en los combates. La Coalición nacional de la oposición citó a doctores que habrían constatado "síntomas como la presencia de espuma en la boca, picor en los ojos e insuficiencias respiratorias". Al menos medio centenar de personas sufrieron estos síntomas tras bombardeos aéreos en la provincia, según el OSDH.

Por otro lado, Médicos Sin Fronteras afirmó el viernes en un comunicado que una bomba lanzada por un helicóptero en la entrada de un hospital en Latamné, en el norte de Hama, mató a dos personas, incluido un cirujano, el 25 de marzo.

Justo después se habría atendido a personas con problemas respiratorios correspondientes a un ataque con "armas químicas", aseguró la oenegé.

El gobierno sirio ha desmentido emplear armas químicas en esta guerra que ya ha dejado más de 320.000 muertos desde marzo de 2011.

AFP