AFP internacional

Un comerciante vende copias del Corán y recipientes de plástico para lavarse el 26 de mayo de 2017 en la Mezquita Central de Lagos

(afp_tickers)

Más de 1.500 millones de musulmanes en el mundo iniciaron este sábado en numerosos países el mes sagrado de ayuno y oración del ramadán, que conmemora la revelación divina al profeta Mahoma.

¿Qué es el ramadán?

El ramadán es uno de los cinco pilares del islam, junto a la profesión de fe, la obligación de rezar cinco veces al día, la limosna y la peregrinación a La Meca.

Representa para los musulmanes un mes de piedad, de caridad y de frugalidad.

¿Cómo se desarrolla?

Durante este período, que dura 29 o 30 días, los creyentes no pueden comer, beber, fumar o mantener relaciones sexuales entre el amanecer y la puesta del sol.

Este ayuno es concebido como un esfuerzo espiritual, una lucha contra la seducción de los placeres terrestres.

Pero a la hora de la ruptura diaria del ayuno, las familias se reúnen para comer en un ambiente festivo y la actividad social es intensa.

La fiesta del final del ramadán, el Eid al Fitr, se celebra igualmente con fastos, a menudo en familia.

¿Quién lo hace?

El respeto del ayuno se impone a todos los creyentes que han pasado la edad de la pubertad. Aunque los niños están dispensados, se recomienda ir acostumbrándolos progresivamente. Las mujeres embarazadas o lactantes, los enfermos, los viajeros y los combatientes están autorizados a saltarse el ayuno pero tienen el deber de someterse a él en cuanto vuelvan a estar en estado de hacerlo.

El ramadán corre el riesgo de ser particularmente duro este año para numerosos practicantes porque se lleva a cabo en el momento en que los días son más largos y las temperaturas son muy altas en la mayoría de países musulmanes.

¿Cómo se determina la fecha del ramadán?

El ramadán corresponde al noveno mes del calendario de la Hégira, al que los musulmanes se refieren para sus fiestas religiosas y que se basa en el ciclo lunar.

Este calendario tiene 11 días menos que el solar y por este motivo las fechas de principio y fin del ramadán varían cada año.

El primer día se determina en la "noche de duda", durante la cual se observa la aparición del primer cuarto creciente de la nueva luna, que debe ser observable a simple vista y debidamente constatado. Teólogos, expertos y religiosos se reúnen por tanto todos los años para fijar la hora precisa, que varía de un lugar a otro del planeta.

En Arabia Saudí, país que alberga los dos principales lugares santos del islam (La Meca y Medina), las comisiones encargadas de la observación de la luna fijaron este sábado como el inicio del ramadán.

El Eid al Fitr se celebrará este año el 25 o 26 de junio, dependiendo de los países.

AFP

 AFP internacional