Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

De izquierda a derecha: el secretario británico de asuntos exteriores Boris Johnson, el ministro de finanzas Philip Hammond y el secretario de comercio internacional Liam Fox en un evento en Halifax, al norte de Inglaterra, el 18 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Después de varias semanas de tira y afloja, dos figuras clave del gabinete de la primera ministra británica expusieron este domingo su postura común sobre el Brexit y aseguraron que la transición no va a ser utilizada como una "puerta trasera" para extender la pertenencia a la UE.

El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, que ha defendido una salida de la UE más blanda y más enfocada a las empresas, y el secretario de Comercio Internacional, Liam Fox, partidario de una estrategia más dura, se habían enfrascado en una pugna dialéctica sobre el futuro del Reino Unido fuera de la UE.

Pero este domingo ambos funcionarios firmaron una tribuna en el diario The Sunday Telegraph, en la que expresaron que la salida del Reino Unido del bloque en marzo de 2019 no debe plantearse como una situación de estar "al borde de un acantilado".

Ambos precisaron que el periodo de transición va a tener un "tiempo limitado" y que el Brexit va a implicar una salida del Reino Unido del mercado común europeo y de la unión aduanera.

"Queremos que nuestra economía siga siendo fuerte y dinámica en este periodo de cambio. Esto implica que las empresas tienen que tener confianza en que no va a haber una situación de estar al borde del abismo cuando dejemos la UE en un plazo de sólo 20 meses", escribieron.

"Esta es la razón por la cual creemos que este periodo provisional limitado va a ser muy importante para nuestros intereses nacionales en el futuro y para darle a las empresas más seguridad, pero no puede ser indefinido, no puede ser una puerta trasera para permanecer en la UE", afirmaron.

En la tribuna los ministros expusieron que ambos tienen claro que "durante este periodo el Reino Unido va a estar fuera de la unión aduanera y va a ser 'un tercer país', fuera de los tratados de la UE".

Esta semana el gobierno británico tiene previsto comenzar a publicar los pilares de cómo desea abordar las negociaciones del Brexit pero la primera ministra conservadora Theresa May enfrenta cada vez más críticas que la acusan de una falta de precisión de su posición en las negociaciones.

Entre los asuntos clave está la postura sobre la frontera en Irlanda del Norte y la República de Irlanda una vez que el Reino Unido salga de la UE.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP