Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El republicano Kevin McCarthy, aspirante retirado a la presidencia de la Cámara de Representantes de EEUU, el 8 de octubre de 2015 en Washington

(afp_tickers)

El republicano Kevin McCarthy, señalado como favorito en la disputa por la presidencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, desistió el jueves inesperadamente de su candidatura, ante la oposición del ala más conservadora de su partido.

Varios congresistas, que se habían reunido a puerta cerrada para elegir a quien debería asumir el cargo, indicaron a los periodistas que McCarthy, actual número dos, había anunciado por sorpresa su retirada de la liza.

McCarthy era considerado el sucesor más probable de John Boehner, quien había anunciado su retirada de la presidencia de la Cámara a finales de octubre.

El liderazgo republicano anunció un aplazamiento de la elección para una fecha posterior.

"Probablemente necesitamos una cara nueva. Me quedaré como líder de la bancada mayoritaria. Pero de lo que me dí cuenta hablando con todos es de que, si vamos a estar unidos y ser fuertes, necesitamos una cara nueva que ayude con ese propósito", dijo McCarthy a la prensa tras la reunión partidaria.

Previamente a la retirada de su candidatura, un grupo de unos 40 legisladores de línea dura había dicho que votaría en contra de McCarthy, tratando de que éste se viera obligado a hacerles concesiones.

"Dijo que no creía que fuera el hombre correcto para ser el rostro del partido", señaló el congresista Walter Jones a la prensa tras la reunión partidaria en la que se esperaba que McCarthy fuera designado presidente de la Cámara.

El anuncio pareció dejar a la Cámara en un completo caos, con conservadores y moderados dudando sobre los pasos a tomar y si la salida de McCarthy no implicaría una crisis de liderazgo en la Cámara baja.

AFP