Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, junto al líder kurdo iraquí Masud Barzani el 17 de diciembre de 2015 en Erbil, Irak

(afp_tickers)

El secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, visitó este jueves la ciudad de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, donde se entrevistó con el presidente de esta región, Masud Barzani, constató la AFP.

Ashton llegó el miércoles a Bagdad para hablar de los avances en la guerra contra el grupo Estado Islámico (EI), que controla parte del país.

También el miércoles, el grupo EI aseguró haber atacado un campamento militar en el norte de Irak donde están estacionados soldados turcos, cerca de Mosul, una ciudad en manos de la organización yihadista desde junio de 2014, situada a menos de un centenar de kilómetros de Erbil.

El grupo EI se atribuyó también otro ataque contra un cuartel de combatientes kurdos peshmergas en la zona de al Guwayr, en el que dos kamikazes se hicieron estallar con cinturones explosivos. Representantes kurdos dijeron haber repelido estos ataques.

"Fue un intento del (EI) de romper las líneas defensivas de los peshmergas tras importantes pérdidas en los últimos meses", estimó el Consejo de Seguridad de la región autónoma del Kurdistán (KRSC), asegurando que las fuerzas peshmergas repelieron ataques coordinados del EI en el norte de Irak.

Ankara desplegó hace dos semanas cientos de soldados y tanques en Irak, lo que ha provocado tensiones con el Gobierno de Bagdad.

En Bagdad, Carter se había entrevistado el miércoles con el primer ministro iraquí Haider al Abadi, tras visitar el martes la base turca de Incirlik (sur), de donde despegan los aviones norteamericanos para bombardear a los yihadistas.

El lunes, el presidente norteamericano, Barack Obama, había declarado que los esfuerzos militares de su país y sus aliados contra el EI se habían intensificado, aunque el avance frente a los yihadistas debe ser "más rápido".

AFP