Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Justicia estadounidenses, Jeff Sessions, el 13 de julio de 2017 en Washington

(afp_tickers)

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, estaba en la cuerda floja este martes, luego de que el presidente, Donald Trump, reanudara la ofensiva en su contra tildándolo de "muy débil" y la Casa Blanca anunciara una decisión "pronto".

Sessions, fiscal general, era uno de los seguidores más tempranos y leales a Trump, pero la arremetida pública del mandatario republicano en la última semana alimenta rumores de reemplazo del exsenador de Alabama.

El presidente le reprocha haberse recusado de participar en la investigación federal para determinar si hubo colusión entre el equipo de campaña de Trump y Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de 2016.

Trump lo criticó además por lo que considera insuficientes esfuerzos en la búsqueda de filtraciones de inteligencia y por no ir tras la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, por el uso de un servidor privado para enviar correos electrónicos mientras era secretaria de Estado.

"El Fiscal General Jeff Sessions ha tomado una posición MUY débil en los crímenes de Hillary Clinton (dónde están los correos electrónicos y servidores) y las filtraciones!", tuiteó este martes.

Más tarde, volvió a decir que estaba "decepcionado" de Sessions.

"No debería haberse recusado casi inmediatamente después de asumir el cargo y, si se iba a recusar, debería habérmelo dicho antes de asumir el cargo y simplemente hubiera elegido a otro", dijo Trump a periodistas.

Sessions se recusó debido a su propio involucramiento en el caso de la presunta injerencia rusa al haber integrado el comité de campaña de Trump y no haber referido al Senado sus propios contactos con el embajador ruso; tras lo cual designó al exdirector del FBI Robert Mueller como fiscal especial para encabezar las pesquisas.

- Decisión "pronto" -

La nueva secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, indicó que Trump no iba a cambiar de opinión y su jefe, el director de comunicaciones, Anthony Scaramucci, aseveró: "Llegaremos pronto a una decisión".

Ante la creciente presión por las pesquisas sobre la trama rusa lideradas por el exdirector del FBI Robert Mueller, Trump ha tratado de revivir la controversia electoral sobre los correos electrónicos de Clinton.

Según el diario Washington Post, el equipo de Trump busca deshacerse de Sessions como parte de una estrategia para despedir a Mueller y acabar con la investigación.

Sessions ha dicho que no planea renunciar.

El sitio web Axios informó que Trump estaba evaluando sustituir a Sessions por otro aliado temprano: el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani.

Pero Giuliani rechazó esos trascendidos y dijo que Sessions había hecho bien en retirarse de la investigación de Rusia, informó CNN.

La Casa Blanca también alegó la semana pasada que los demócratas coludieron con Ucrania durante la campaña de 2016, agregando otro giro a la contraofensiva del presidente.

Este martes, Trump volvió sobre el tema: "Esfuerzos de Ucrania para sabotear la campaña Trump -'trabajando silenciosamente para impulsar a Clinton'. Entonces, ¿dónde está la investigación F.G. (fiscal general)?"

La embajada de Kiev en Washington refutó esa afirmación, negando ayudar a "ningún candidato" en las elecciones.

- "Cacería de brujas" -

Trump ha expresado un creciente enojo con Sessions al acelerarse las investigaciones sobre posibles complicidades entre Trump y el Kremlin.

Este martes, una asesora directa del presidente, Kellyanne Conway, dijo que la recusación de Sessions había abierto la puerta a lo que Trump ve como una "cacería de brujas".

El hijo mayor de Trump, su yerno y sus principales asistentes se han visto involucrados en la investigación dirigida por Mueller.

Jared Kushner, yerno del presidente y alto funcionario de la Casa Blanca, fue interrogado el lunes por una comisión del Senado sobre los vínculos con el entonces embajador ruso Sergei Kislyak, un financiero ruso y un abogado ruso que ofreció enlodar a Clinton.

Kushner negó colusión tras testificar a puerta cerrada, negando que las reuniones no reveladas con funcionarios rusos hayan sido indebidas.

En tanto, la comisión del Senado que investiga los lazos con Moscú renunció este martes a convocar al exjefe del equipo de campaña de Trump, Paul Manafort, a una audiencia pública el miércoles. Y Donald Trump Jr. fue retirado de la lista oficial de testimonios para esa audiencia.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP