Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un automóvil de la empresa alemana BMW es exhibido en Essen (Alemania), el 30 de noviembre de 2016

(afp_tickers)

El sector del automóvil alemán, el más importante de la Unión Europea, cerró 2016 con sus mejores ventas desde 2009 y su segundos mejores resultados desde el año 2000, reflejo de la buena salud de la economía del país.

En el conjunto del año las ventas de coches nuevos aumentaron un 4,5%, hasta 3,35 millones de unidades, indicó este miércoles en un comunicado la agencia federal del automóvil KBA.

Se trata de su nivel más alto desde 2009, cuando el mercado alemán había crecido un 23% gracias a las primas para renovar vehículos en un contexto de crisis mundial.

En diciembre, las ventas de coches nuevos aumentaron en un 3,7% con respecto al mismo mes del año anterior, hasta 256.500 unidades, indicó KBA, cuyos datos son más fiables que los de la federación del sector, VDA.

"El balance anual del mercado del automóvil alemán es positivo", dio en un comunicado el presidente de VDA, Matthias Wissmann. "Las matriculaciones de coches nuevos aumentaron por tercer año consecutivo, alcanzado el mayor nivel de la década", añadió.

Estos resultados se explican gracias a la buena salud del mercado de trabajo, al aumento de sueldos y a los bajos tipo de interés, explica Peter Fuss, de la consultora EY. "Los consumidores tienen más dinero en sus bolsillos y están dispuestos a hacer importantes inversiones a pesar de las crisis políticas", asegura.

Sin embargo advierte que las perspectivas son menos optimistas de cara a 2017 a causa de la subida del petróleo y de un mercado alemán cada vez más saturado.

AFP