Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Trabajadores del acero y la siderurgia se manifiestan para pedir acción rápida por parte de la Unión Europea contra las importaciones chinas por debajo del precio de coste, en una protesta en Bruselas el 15 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Miles de trabajadores de la siderurgia europea se manifestaron este lunes en Bruselas contra la competencia china, que vende acero por debajo del coste de producción en el mercado de la Unión Europea (UE).

"Las importaciones de acero casi regalado procedentes de China, cuyos volúmenes se duplicaron en los últimos 18 meses, inundan el mercado de la UE, lo que provoca el cierre de acerías y la supresión de empleos", señala la federación Eurofer de industrias europeas del acero.

"Los obreros de la siderurgia de toda Europa padecen las consecuencias de las importaciones desleales y de la falta de acción gubernamental", denuncia Roy Rickhuss, secretario general del sindicato del acero británico, Community, en un comunicado.

Entre los manifestantes, que llegaron al pie del edificio de la Comisión Europea, había representantes del poderoso sindicato metalúrgico alemán IG Metall, del francés Force Ouvrière o el polaco Solidarnosc.

"Vinimos para que se preserven los empleos, estamos en modo de superviviencia", declaró a AFP Jacques Rapp, de 49 años, cuadro administrativo de la planta de ArcelorMittal en Fos (sur de Francia).

Delegados de Eurofer y de Aegis Europe, que agrupa 30 sectores industriales (del acero al aluminio pasando por la cerámica, el vidrio y los paneles solares), fueron recibidos por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, a quien le entregaron un "manifiesto" con sus reclamos.

Esas dos federaciones denuncian el 'dumping' chino en un sector que emplea en Europa directa e indirectamente a un millón de personas.

La UE es el segundo productor mundial de acero, por detrás de China, con más de 177 millones de toneladas por año (11% de la producción mundial), según cifras de la Comisión Europea. El mercado está actualmente saturado por la oferta.

"La Comisión está perfectamente al tanto de la situación del sector del acero", dijo este lunes una portavoz del Ejecutivo comunitario, Lucia Caudet.

En una carta dirigida a la Comisión Europea, los ministros de Economía de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Polonia, Bélgica y Luxemburgo instaron este mes a Bruselas a recurrir a todos los medios disponibles para "luchar contra el comercio desleal" y "garantizar las condiciones de una competencia equitativa".

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, pidió a finales de enero que Pekín tomase medidas para reducir su capacidad de producción, amenazando con la apertura de procedimientos 'antidumping'.

La funcionaria destacó que las exportaciones de acero de China, que concentra la mitad de la capacidad mundial de producción, aumentaron un 50% en 2015, provocando la destrucción de miles de empleos.

China ya señaló su intención de recortar su capacidad de producción en 150 millones de toneladas durante los próximos cinco años, aunque los analistas estiman que su exceso de producción es de 340 millones de toneladas.

- ¿China economía de mercado? -

La Comisión ya impuso medidas 'antidumping' por el acero chino. El viernes inició tres nuevas investigaciones y ahora ya tiene nueve abiertas por productos chinos de los que sospecha ingresan al mercado comunitario por debajo del costo de producción. También el viernes la Comisión impuso nuevos derechos aduaneros a productos de acero importados de China y de Rusia.

La Comisión recordó este lunes que tiene "37 medidas de defensa comercial", dieciséis de ellas contra productos chinos.

La manifestación de este lunes denuncia igualmente el posible reconocimiento de China como economía de mercado, en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El protocolo de adhesión de China a la OMC de 2001 contiene una disposición que especifica que dejará de ser una economía que no es de mercado en diciembre de 2016. Para ello debe obtener el aval de los miembros de la organización, que quieren hacerlo por consenso.

De obtener el estatuto de economía de mercado, los productos originarios de China ingresarían con menores de aranceles y las medidas contra el 'dumping' serían más complicadas de establecer. Un total de 3,5 millones de empleos estarían amenazados, según Aegis.

Eurofer y Aegis intentan pesar en el debate que se lleva a cabo en la UE sobre ese asunto. "La discusión sobre si China es una economía de mercado no es filosófica. Es una discusión específica en un muy específico marco de la legislación 'antidumping' de la UE", afirmó Daniel Rosario, otro portavoz de la Comisión.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP