Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona mira la aplicación de mensajería instantánea Telegram en su teléfono móvil, en París, el 15 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

El Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia atacó este lunes a Telegram al afirmar que los autores del atentado de San Petersburgo en abril pasado usaron esta aplicación de mensajería instantánea, que las autoridades rusas ya han amenazado con bloquear.

"Durante la investigación sobre el ataque terrorista del 3 de abril en el metro de San Petersburgo, el FSB recibió informaciones fiables sobre la utilización de Telegram por el kamikaze, sus cómplices y su responsable en el extranjero para disimular sus planes criminales", afirma el FSB en un comunicado.

Según la misma fuente, recurrieron a Telegram "en cada fase de la preparación de este ataque terrorista", que dejó 15 muertos y fue reivindicado por un grupo vinculado a Al Qaida.

Según el FSB, "los miembros de organizaciones terroristas presentes en territorio ruso utilizan (la aplicación de) mensajería Telegram", que permite intercambiar mensajes de texto, de voz, vídeos y fotos de forma muy segura, lo que le valió un rápido éxito.

Tales acusaciones no son nuevas para Telegram, aplicación lanzada en 2013 por el ruso Pavel Durov y su hermano Nikolai, y a menudo criticada en varios países por servir de medio de comunicación para grupos terroristas, y también por su negativa a comunicar datos de sus usuarios a las autoridades.

Las declaraciones del FSB se producen en un momento en el que la agencia rusa de regulación de medios y telecomunicaciones Roskomnadzor amenaza con bloquear la aplicación si ésta no le proporciona información sobre la sociedad que gestiona el servicio, en conformidad con las nuevas normas.

AFP