Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los pilotos suizos Andre Borschberg (dcha) y Bertrand Piccard celebran el fin de su periplo estadounidense en la aventura del Solar Impulse 2, en el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York el 11 de junio de 2016

(afp_tickers)

El avión Solar Impulse 2 aterrizó este sábado de madrugada en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York tras sobrevolar la Estatua de la Libertad, última etapa de su travesía de oeste a este de Estados Unidos.

El aparato despegó poco antes de medianoche del aeropuerto de Lehigh Valley (Pensilvania, este) y aterrizó sin problemas a las 03H59 (07H59), un minuto antes de lo previsto.

Antes sobrevoló Manhattan, el puerto de Nueva York y la Estatua de la Libertad.

"Es absolutamente increíble", dijo el piloto suizo André Borschberg desde el avión, cuando sobrevolaba la estatua iluminada para la ocasión. "Es un sueño".

Las cámaras instaladas en un barco del puerto de Nueva York grabaron el avión -con un peso similar a un coche grande y el tamaño de un Boeing 747- mientras sobrevolaba el puente de Verrazano, camino de la Estatua de la Libertad.

Terminar la travesía en esta estatua, "símbolo de la libertad de iniciativa, la libertad de innovar" es "un momento muy importante para mí", había declarado el piloto cuando se acercaba a Nueva York.

Después de poco más de cuatro horas de vuelo, el aparato completó la última etapa de su travesía en Estados Unidos, aterrizando en el aeropuerto J.F. Kennedy, un minuto antes de la hora fijada, a las 3H59 de la madrugada (07H59 GMT).

Borschberg, que recibió llamadas telefónicas de gente que lo alentaba y de periodistas durante el vuelo, dijo a un reportero que podía ver la luz cada vez más densa mientras atravesaba Pensilvania y se aproximaba a Nueva York.

El empresario suizo estuvo al mando de Solar Impulse 2 en el segmento más difícil del viaje de 4.000-millas y 118 horas de duración, entre Nagoya, en Japón y Hawai.

Las altas temperaturas tropicales dañaron las baterías del avión, forzando a la tripulación a detener la travesía durante varios meses para repararlas.

Borschberg está habituado a las aventuras: 15 años atrás escapó por poco de una avalancha y en 2013 sobrevivió a un accidente de helicóptero con algunos rasguños.

En su nueva fase Solar Impulse 2 cruzará el Atlántico hasta Europa y luego volverá a su punto de partida, en Abu Dabi, de donde dos pilotos suizos, Bertrand Piccard y André Borschberg, partieron el 9 de marzo de 2015.

El aparato funciona con hélices movidas por energía suministrada por sus 17.000 células fotovoltaicas. Avanza normalmente a algo menos de 50 km/h, pero con una exposición directa al sol es capaz de duplicar la velocidad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP